Quantcast
domingo, 25 octubre 2020 11:37

Boadilla empieza a soterrar los cables de alta tensión

El proyecto de soterramiento de las líneas de alta tensión de Valenoso y Olivar no ha recibido el apoyo de los grupos municipales de PSOE y Ciudadanos.

El  Ayuntamiento de Boadilla del Monte, la Junta de Compensación de Valenoso y Red Eléctrica de España han dado hoy un paso fundamental hacia el soterramiento parcial de la línea de alta tensión en los tramos que discurren por el sector de Valenoso y la urbanización Olivar de Mirabal.

Este primer paso tan demandado por los vecinos, supone el soterramiento de los cables en la mitad del municipio, gracias a la firma de varios anexos al convenio que firmaron en  2018 que determinan la cuantía de la operación y el desembolso económico que cada parte tiene que realizar.

El proyecto de soterramiento de las líneas de alta tensión de Valenoso y Olivar ha recibido, sin el apoyo de los grupos municipales de PSOE y Ciudadanos.

Este importante paso dentro de la complicada tramitación administrativa del proyecto deja el expediente preparado para poder solicitar los permisos necesarios a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid.  Los plazos de ejecución serán de aproximadamente ocho meses a partir de la obtención de todos los permisos y el inicio de la obra.

Aunque la Organización Mundial de la Salud, ha indicado que los estudios no muestran con claridad que vivir cerca de estas líneas de alta tensión produzcan ninguna consecuencia para la salud, países como Alemania restringen a 100 metros la distancia mínima a una vivienda.

El importe de la actuación en los dos ámbitos ha quedado determinado en el presupuesto elaborado por Red Eléctrica en su estudio y será abonado por el Ayuntamiento y la Junta de Compensación de Valenoso; la inversión global asciende a casi 11 millones euros.