Quantcast
martes, 7 febrero 2023 23:31

Iniciada la II Fase de la Operación Salida para la que se prevén 911.000 desplazamientos por Madrid

Para este segundo fin de semana de celebraciones navideñas, que coincide con la Nochevieja, están previstos 3,2 millones de desplazamientos desde la Comunidad de Madrid.

La Dirección General Tráfico (DGT) pone en marcha este viernes a las 15:00 horas la segunda fase del dispositivo especial que ha preparado para estas fiestas. De hecho, se prolongará hasta la medianoche del lunes 2 de enero al ser este festivo en Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León y Murcia. Para este segundo fin de semana de celebraciones navideñas están previstos 4,2 millones de desplazamientos en toda España. En concreto, 911.200 tendrán lugar en la Comunidad de Madrid.

Por esta razón estarán disponibles por todo el país los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil junto con el personal de funcionarios de los Centros de Gestión de Tráfico. A ellos se unirán las patrullas de helicópteros y personal encargado del mantenimiento de equipos y de la instalación de medidas en carretera. En las vías de circulación estarán pendientes de la Operación Salida los 780 radares fijos, 92 de ellos de tramo, y 545 móviles de control de velocidad. Además, 13 helicópteros, 39 drones, 245 cámaras y 15 furgonetas camufladas para controlar el uso de móvil y del cinturón de seguridad.

LAS PEORES HORAS PARA VIAJAR

Según la información que ha facilitado la DGT, las horas más desfavorables para viajar entre las comunidades se concentrarán entre las 10 y las 13 horas del sábado 31 de diciembre, en sentido de salida de los grandes núcleos urbanos. En sentido de entrada, los horarios de mayor circulación y aglomeraciones serán las 19 y las 21 horas del domingo 1 de enero. Sobre todo, en aquellas comunidades autónomas en las que el lunes es laborable, como la Comunidad de Madrid.

Para favorecer la circulación en las zonas más conflictivas, la DGT ha previsto, entre otras medidas de regulación y ordenación, la instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en las horas de mayor afluencia circulatoria y el establecimiento de itinerarios alternativos. De la misma manera, se paralizarán las obras en las carreteras y se limitará la celebración de pruebas deportivos y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada. También se le restringirá la circulación de camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas.

Además, en estas fechas Tráfico aconseja abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas si se tiene que conducir y tener la máxima precaución en los trayectos cortos y nocturnos, aunque sean conocidos. Han querido dejar claro que hay que prestar atención a la circulación en invierno, informándose de las condiciones meteorológicas y llevar los elementos imprescindibles para circular si estas fueran adversas. También se recomienda planificar el viaje con antelación para no encontrarse con ninguna incidencia una vez que se está circulando en la carretera. Sobre todo, recuerdan que hay que mantenerse informados a través de los boletines informativos de tráfico.

TRÁFICO FLUIDDO Y SIN INCIDENCIAS EN NOCHEBUENA

En la Comunidad de Madrid la mañana del día de Nochebuena transcurrió con normalidad en cuanto al tráfico, ya que, las pocas aglomeraciones han permitido circular con fluidez y sin atascos. La tranquilidad reinó en la primera fase de la operación especial de Navidad, que comenzó el viernes 23 de diciembre y terminó el lunes 26 en las comunidades en las que ese día se impuso como festivo. Sin embargo, no todas las carreteras estuvieron despejadas en las celebraciones de Navidad. De hecho, varias retenciones de más de 10 kilómetros provocaron en la A-6 paralizaciones desde Aravaca a Torrelodones. Lo mismo sucedió en la región con cortes en la M-40 en la incorporación hacia la M-31 en Vallecas.

Ahora se espera que esta segunda fase de la operación salida transcurra con calma y sin demasiado tráfico en las carreteras españolas, sobre todo en las salidas de las grandes ciudades. Sobre todo, se espera que no ocurran incidencias ni accidentes en los más de 3,8 millones de desplazamientos que se prevén por carretera desde la Comunidad de Madrid.