Quantcast
sábado, 28 enero 2023 23:13

Conoce los secretos y pasadizos que se esconden bajo la M-30

Entre túneles de mantenimiento, de metro, refugios, prisiones, arsenales…. Madrid está recorrido por 4.000 kilómetros de vías subterráneas, oscuros pasadizos y tenebrosos túneles que comunicaban con edificios importantes de la ciudad. Aquí te enseñamos las curiosidades que se esconden bajo la M-30, entre las que se encuentran una capilla y sus galerías de emergencia para evacuaciones.

Madrid está lleno de sorpresas, de secretos y de curiosidades. De hecho, poco importa llevar toda una vida viviendo en Madrid, ya que, la ciudad siempre depara un nuevo secreto. En este caso, se puede considerar como un laberinto. Esto se debe a que bajo tierra, la urbe despliega un entramado de pasadizos y túneles, muchos desconocidos por el gran público. Estos se relacionan con el mapa de las escapadas de Alfonso XIII, las estaciones cegadas del Metro, palacetes con dos puertas difíciles de guardar, conducciones de agua, galerías que une el Retiro con Atocha…

Hay pasadizos que ya no existen, otros que se han inoculado como leyendo urbana y algunos tapiados por orden de la Casa de la Villa. Una de estas vías secretas se corresponde con el antiguo búnker de Cibeles. En la sede subterránea del Estado Mayor del Ejército republicano se encuentra un simple cuartel que data entre 1936 y 1939. Sin embargo, de ahí, el túnel se bifurca hasta la sede del entonces Ministerio de la Guerra, hoy convertido en Cuartel General del Ejército, en la Plaza de Cibeles. Debajo de la calle Génova, misma sede del PP, se encuentran tres corrientes subterráneas que, en este caso, confluyen en Cibeles. Estos caudales hacen de la plaza de la Independencia un lugar mágico.

El Palacio Real es uno de los refugios por excelencia y que más pasadizos secretos contiene. En su interior, hay que cruzar varias canalizaciones para descubrir los pasadizos ocultos con múltiples bifurcaciones. De hecho, uno de ellos conduce hasta el Teatro Español coincidiendo con otra vía que comunica con el palacio con la Plaza de la Paja. Lo más curioso es que en los sótanos de algún restaurante de la misma plaza, aún hoy, se abre el pasadizo, pocos metros adelante clausurado. Algunos tramos, como el que pasa bajo el Palacio de Anglona, en la calle Segovia, tienen las dimensiones necesarias para el tráfico de coches de caballos.

BAJO LA M-30: UNA CAPILLA

Aunque suene sorprendente, existe una capilla escondida bajo la M-30. Se corresponde con la capilla ahora denominada Santo Domingo de la Calzada, conocida por todos como capilla del Puente y anteriormente bautizada como Parroquia del Bautismo del Señor. Lleva 42 años bajo una de las vías más transitadas de la ciudad. Igual que un náufrago levanta un templo temporal para venerar a alguna deidad. De un modo parecido se puede entender el nacimiento de la capilla del Fuente. Su arquitecto, David García-Asenjo, contaba en Twitter que “se aprovechó temporalmente un puente de la M-30 mientras se encontraba un terreno para la parroquia”.

Conoce los secretos y pasadizos que se esconden bajo la M-30 Captura de pantalla 2020 06 08 a las 16.12.28 1024x597 1
Capilla de Santo Domingo de la Calzada, bajo un puente de la M-30.

En su origen, apenas había recursos para construirla. Quizás por eso se levantó en circunstancias de precariedad. Hace una década la capilla se vio afectada por inundaciones y deterioros en la bóveda. De este modo y por insistencia vecinal, varios arquitectos rehabilitaron el espacio, resolviendo las humedades y rehabilitando el espacio.

EL MAYOR SECRETO: LAS GALERÍAS DE EMERGENCIA

Por unos túneles por los que circulan cerca de medio millón de coches diarios, la seguridad es la principal preocupación en la conservación de Madrid Calle 30. En sus 48 kilómetros de recorrido cuenta con más de 1.600 cámaras de control y una salida de emergencia de prácticamente cada 200 metros. Sin embargo, la parte del bypass de esta autovía es especial. Dada su profundidad, en algunos casos de 60 metros, la escapatoria vertical es sustituida por unas galerías de emergencia justo debajo de la circulación. Estas galerías de evacuación proporcionan la seguridad de poder sacar a los usuarios de la estructura afectada a través del túnel contrario. Cada túnel de emergencia cuenta con tres kilómetros de recorrido y son exclusivos para esta zona subterránea.

Estas galerías que se encuentran en la parte del bypass están dividas en tres alturas de forma que permiten el aire contaminado salga al exterior a través de los sistemas de evacuación. La capa intermedia se corresponde con la de rodadura de tráfico, donde circulan los vehículos y la capa inferior se relaciona con la de evacuación anti-accidentes. Estas últimas se corresponden con las galerías de evacuación. Además de ser uno de los secretos mejor guardados de la M-30, es un sistema de seguridad para atajar de forma directa accidentes o siniestros graves.