Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 12:36

La DGT aclara (por fin) por qué los radares de Madrid te multan más y a menos velocidad

Sin duda, y a pesar de los peligros que entrañan las carreteras, una de las principales preocupaciones de los conductores madrileños son los radares. Y es que estos pequeños artilugios pueden dar verdaderos disgustos a aquellos que ‘pisan’ de más el velocímetro. Una acción que puede costar vidas, y una ‘pequeña fortuna’ a sus bolsillos. Eso sí, fortuna que variará según si la multa proviene del Ayuntamiento de Madrid, o de la DGT.

Los radares de velocidad se han convertido en un verdadero calvario para muchos madrileños en su día a día. De camino al trabajo, al colegio, a una reunión. Fácil es encontrarse un radar en las principales vías de Madrid. Algo de lo que pueden hablar todos los usuarios de la M-30 madrileña, donde el límite de velocidad a 90 km/h se convierte a veces en una verdadera pesadilla.

Pesadilla muy controlada desde el Ayuntamiento de Madrid. Y es que, dentro de la ciudad madrileña, es el Consistorio de José Luis Martínez-Almeida el encargado de controlar (y multar) la velocidad en las carreteras.

Sin embargo, la ‘norma técnica’ seguida desde el Ayuntamiento de Madrid para controlar los excesos de velocidad de los conductores es muy distinta a la de la DGT. Un cambio de condiciones que provoca que, en muchas ocasiones, los conductores madrileños no entiendan la naturaleza (ni la cuantía) de sus multas.

LAS MULTAS DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Así pues, todos los radares, al ser instrumentos electrónicos, a pesar de su eficacia, no son perfectos. Un pequeño margen de error que supone la gran diferencia entre las multas de tráfico de los conductores madrileños. Y es que, según cómo se valore este margen de error de los radares, la multa puede conllevar pérdida de puntos, o una condena económica mayor o menor.

En el caso del Ayuntamiento de Madrid, y tal y como han explicado fuentes de la organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA), los radares fijos presentes en Madrid «tienen un margen de error de 4km/h». Un margen de error que está valorado a través de las inspecciones anuales que pasan estos radares homologados.

«Todos los radares que son titularidad de Madrid, que son los de la M-30, con límite de 70, o de 90… estos radares, y las denuncias, cumplen y aplican el margen de error». Un margen de error que implica una sentencia ‘menor’ para el conductor infractor.

«LOS QUE NO LO APLICAN SON LOS DE CARRETERA, LOS DE LA DGT»

Así nos lo explican desde la AEA: «si tu coges la foto de la denuncia, tú no vas a ver ninguna foto en la que el vehículo diga que circulas (por ejemplo) a 73km/h en una carretera con límite a 70km/h. Eso sí, en la carta de la denuncia, le sancionen por circular a 73km/h. Pero en la fotografía, aparecerá que iba a 77km/h. Porque en la sanción, ya se descuenta el margen de error».

«Los que no lo aplican son los de carretera, los de la DGT» señalan estas fuentes. Así pues, aseguran desde esta asociación que esta falta de aplicación de tráfico supone que los conductores sufran «sanciones superiores».

ASÍ ACTÚA LA DGT EN LAS CARRETERAS

«Tráfico no aplica el margen de error en las carreteras de la Comunidad, las interurbanas» destacan desde la AEA. Así pues, radares como el de la A-6, o el de la M-607, estaría en manos de la DGT.

Una situación que explican para el Qué!Madrid fuentes directas de la DGT, que aseguran que las medidas que se realizan desde esta institución están dirigidas a «salvar vidas» en las carreteras.

«Nosotros nos regimos por la regla del 7, para que sea mucho más sencilla para el ciudadano. Se deja mucho más margen de tolerancia, del 7%» aseguran desde la DGT. Es decir, que la velocidad ‘mínima’ a la que salta un radar de la DGT en una carretera de 100km/h de límite, sería 107km/h.

Eso sí, si el conductor va a 110km/h, en una carretera de límite 100km/h, la multa sancionará al conductor por la velocidad total de exceso. En este caso, 10 kilómetros por hora. Así pues, en el caso, la sanción de la DGT, según la normativa de tráfico, no contempla la ‘rebaja’ del margen de error en la sanción económica, o de puntos de carnet de conducir, que acompaña a la denuncia de la DGT.

«Para que a ti te salte el radar, tienes que ir a bastante velocidad más de la permitida» aseguran desde la DGT, defendiendo su margen de error contemplado, de forma independiente a la multa que acaban recibiendo los ciudadanos. «Es un margen muy amplio».

Distintos márgenes ante los radares de la Comunidad de Madrid que siguen generando incertidumbre entre los conductores madrileños que, en ocasiones, circulan más preocupados por no pisar el acelerador, o de frenarlo ante la llegada de un radar, ya sea en la M-30, o en una vía interurbana, que en centrarse en la precaución como la mejor medida para evitar accidentes en la carretera.