Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 10:24

El ‘glamping’ conquista Madrid: Gargantilla de Lozoya, un lugar emblemático para disfrutar de esta tendencia

Las experiencias al aire libre se han convertido, desde la pandemia del coronavirus, en una de las opciones favoritas de todos los madrileños. Una forma de disfrutar de la Naturaleza en la que el ‘glamping’ ha aparecido en Madrid… para quedarse. Y es que esta práctica, que combina lo mejor del camping, y lo mejor de un hotel, ha conquistado a los madrileños.

Disfrutar de la Naturaleza en estado puro siempre ha sido una de las opciones favoritas de los madrileños. Algo que se puede comprobar cada fin de semana, cuando los habitantes de Madrid no dudan en visitar algunos de los parajes naturales más bonitos de la capital, como Navacerrada o Peñalara. Una práctica en la que el camping se ha convertido en la opción preferida por muchos a la hora de pasar un fin de semana en la Naturaleza a un bajo coste.

Sin embargo, las maravillas de la Naturaleza en un camping se ven, a menudo, ensombrecidas por las incomodidades de este sistema. Las colchonetas, los aseos, a menudo compartidos, la falta de intimidad… incomodidades que hacen que muchos se echen para atrás a la hora de organizar este tipo de experiencias. Un mundo en el que ha aparecido el ‘glamping’ como opción que equilibra lo mejor del camping, con todas las comodidades de una casa rural, o de un hotel.

ASÍ FUNCIONA EL GLAMPING

El ‘glamping’ nace, tal y como su propio nombre indica, gracias a la unión de los conceptos de ‘glamour’ y ‘camping’. Un término que se refiere a disfrutar de un camping de lo más especial. Un camping en el que la conexión con la Naturaleza que permite el camping, se une a todas las comodidades de un hotel de cuatro y cinco estrellas.

Así pues, todos los que llevan a cabo esta técnica, lo que hacen es alojarse en habitaciones ya ‘montadas’ en la naturaleza (abandonando las molestas tiendas de campaña). Habitaciones lujosas, independientes e íntimas en medio del paraíso natural escogido. Un paraíso natural que, en el caso de Madrid, se centra en Gargantilla de Lozoya.

Reportaje del Camping Monte Holiday, ecoturismo.

LA CABAÑA EN EL ÁRBOL MÁS LUJOSA DE MADRID

Así pues, tal y como aseguran desde el portal de experiencias ‘Aladinia’, la reserva de alojamientos glamping ha aumentado un 110% en lo que va de año. Una tendencia que sigue sumando reservas. Y que, en la Comunidad de Madrid, ha puesto en relevancia el Monte Holiday Ecoturismo, en Gargantilla de Lozoya.

Un lugar en el que los asistentes pueden «disfrutar de una noche en una cabaña de un árbol […] con vistas al Valle de Lozoya». Eso sí, una experiencia en la que gozarán de todo lujo de comodidades: «agua, conexión eléctrica, microondas, calefacción…».

Cabaña en la que se puede disponer de una cama grande de 135 centímetros, así como dos camas individuales y una cama nido de 80 centímetros, siendo ideal para pasar un fin de semana tanto en pareja como con la familia. Una familia que, durante la estancia, se verá acompañada de especies autóctonas del lugar, como el cárabo, los rabilargos, los carboneros o el autillo nocturno.

Una estancia que ahora, desde el portal de experiencias, ha sido revalidada como uno de los destinos turísticos ‘glamping’ más recomendables de España. Más aún en este 2022, cuando las reservas hacia este tipo de alojamientos sigue creciendo tras el regreso a la normalidad tras la pandemia. Una tendencia que también se repite en otros lugares de España, donde estos pequeños ‘hoteles’ en plena Naturaleza cuentan cada vez más con más fans. Fans que podrán aprovechar la llegada del buen tiempo para volver a reconectar con la Naturaleza en su estado más puro, sin por ello tener que prescindir de las comodidades de los mejores hoteles.