Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 14:24

El 2 de mayo dejará de ser una fecha clave para los estudiantes madrileños de Bachillerato

Algunos de los momentos más representativos de la Historia de la Comunidad de Madrid desaparecerán del temario de Historia de España. Así pues, los estudiantes de Bachillerato no estudiarán la llegada a España de los Borbones. Tampoco los sucesos del 2 de mayo, indispensable dentro de la historia de la capital española.

El Consejo de Ministros del Gobierno de España ha tomado la decisión de modificar el contenido educativo de los estudiantes de Bachillerato. Unas modificaciones que comenzarán en el próximo curso escolar 2022-2023. Entre ellas, se encuentra el ‘recorte’ del temario de la asignatura de Historia de España. Decisión que hará que los jóvenes de Bachillerato únicamente estudien la Historia contemporánea española, a partir de 1812.

«En mi último curso de Bachillerato, yo no estudié toda la Historia española desde la Antigüedad hasta la actualidad» ha destacado el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana. «Hay muchas generaciones de españoles que no han estudiado más que la edad contemporánea porque no es la única materia de Historia que hay en la enseñanza» zanja Tiana.

Palabras con las que, a la espera de la decisión que se tome desde el área de Educación de la Comunidad de Madrid a este respecto, elimina del currículo de Bachillerato fechas de gran importancia para Madrid. Es el caso de la llegada de los Borbones a la Monarquía española, o el levantamiento del 2 de mayo frente a los franceses.

LOS SIGLOS XVII, XVIII Y XIX EN MADRID

Fue en el siglo XVII, en concreto, en el año 1606, cuando el rey Felipe III decidió convertir a Madrid en la sede definitiva de la Corte. Una decisión que llevaba al Conde Duque de Olivares a construir el Palacio del Buen Retiro, consolidando el conocido como Madrid de los Austrias.

Decisiones de Felipe III y Felipe IV que llevaron a Madrid a crecer exponencialmente, creándose en los siguientes años la cuarta muralla de la ciudad, así como obras como la construcción de la Plaza Mayor o el Parque de El Retiro. Del mismo modo, muchos artistas como Velázquez se vieron atraídos por la ciudad, que comenzó a celebrar la festividad por San Isidro, patrón de la ciudad.

En el siglo XVIII, tras la guerra de Sucesión en la que Madrid se vio involucrada, la actual capital española permaneció fiel a la recién instaurada dinastía de los Borbones. Casa real que inició la construcción del Palacio Real, así como un largo proceso de embellecimiento de la ciudad.

Momento de renovación de la ciudad que coincidió con duras crisis que vivió la población madrileña, y que provocaron levantamientos sociales y políticos como el Motín de Esquilache en 1766. Una revuelta social, provocada por el hambre y la crisis, en la que se llegó a considerar en peligro al rey Carlos III.

Apenas unos años más tarde, y ya entrados en el siglo XIX, Madrid fue protagonista del Motín de Aranjuez. Un levantamiento que buscaba la destitución de Manuel Godoy, y la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII.

2 DE MAYO DE 1808, UNA REVUELTA MADRILEÑA QUE AFECTÓ A TODA ESPAÑA

Pero tal vez, el momento más importante de Madrid en estos siglos sea el levantamiento del 2 de mayo de 1808 de los madrileños frente a la invasión francesa. Una revuelta madrileña que afectó a toda España.

Así pues, fue en esta fecha cuando, en plena invasión, las tropas francesas decidieron sacar a los últimos infantes de la Familia Real de Madrid. Una decisión ante la que los madrileños, negándose al ‘rapto’ de los infantes, decidieron protestar ante las puertas del palacio.

Protesta que llevó al pueblo de Madrid a iniciar un brutal enfrentamiento contra las tropas francesas, tal y como representó Goya en sus pinturas del levantamiento. Reacción de los madrileños que supuso el fin de la invasión francesa, siendo la mecha que impulsó otros movimientos provinciales contra los franceses, y el retorno a España del rey Fernando VII.