Quantcast
miércoles, 25 mayo 2022 0:05

Los embalses madrileños están al 58% de su capacidad, 11 puntos por debajo de la media histórica

El consumo de agua registrado en la región desde que comenzó el año hidrológico es un 1,2% inferior al del curso anterior

Los embalses de Canal de Isabel II han comenzado marzo al 58,3% de su capacidad máxima, 11,2 puntos por debajo de la media histórica. A fecha de hoy, el volumen total de agua almacenada en la Comunidad de Madrid es de 550,3 hm3, ha informado el Gobierno regional este jueves en una nota de prensa.

Por otro lado, el consumo de agua registrado en la región desde que comenzó el año hidrológico es un 1,2% inferior al del curso anterior. Sin embargo, durante el mes de febrero, el agua derivada para consumo de la población se incrementó un 1,1% respecto al mismo mes del año pasado. Los madrileños han consumido en el último mes 33,8 hectómetros cúbicos de agua.

Las precipitaciones durante febrero, con 10,0 litros por metro cuadrado, han sido un 77,4% inferiores a la media, que es de 44,3 litros. Siguiendo la tendencia del año hidrológico actual, se han registrado un 11% menos de lluvias en la Sierra, donde se encuentran los embalses, que en la capital.

Esta escasez de precipitaciones ha supuesto que las aportaciones de agua a los embalses durante febrero hayan sido de 14 hectómetros cúbicos. Esta cifra es un 87% inferior a la media de este mes. De hecho, el que acaba de finalizar ha sido el segundo mes febrero con menos aportaciones de los últimos 20 años.

Ante la falta acusada de lluvias de las últimas semanas, y aunque la situación hidrológica de la región es aún de normalidad, Canal de Isabel II solicita a los madrileños que continúen haciendo un uso eficiente y responsable del agua.

En sus perfiles de redes sociales y en su página web, la empresa pública pone a disposición de la ciudadanía recomendaciones y consejos de ahorro.

Estas acciones de concienciación ciudadana y unas tarifas progresivas han permitido a Canal de Isabel II reducir el consumo de agua per cápita en casi un 30% desde la última sequía de 2005.

Además, la compañía trabaja en el desarrollo de actuaciones que aumenten la eficiencia de su red y permitan preservar el agua de consumo. El uso de agua regenerada para riegos de zonas verdes y usos industriales, la prelocalización de fugas o los planes de renovación de tuberías han logrado reducir en un 70% el volumen de pérdidas, han indicado.