Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 6:22

El biólogo local Javier Bravo estudia desde Nueva York cómo frenar la metástasis en pacientes de cáncer

El alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz, y el concejal de Sanidad, Agustín de la Fuente Jiménez, se han reunido con el colmenareño José Javier Bravo Cordero, científico del Hospital Monte Sinaí de Nueva York que lidera el equipo que ha descubierto cómo frenar la metástasis del cáncer de mama, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

El biólogo lleva cerca de dos décadas estudiando los mecanismos de la metástasis. Este nuevo estudio del que es investigador principal, publicado en la revista científica ‘Nature Cancer’, presenta cómo las células malignas, al abandonar un tumor, viajan a otras partes del cuerpo manteniéndose inactivas durante años antes de provocar metástasis.

Las células malignas permanecen dormidas al secretar un tipo de colágeno (colágeno tipo III) en el entorno que las rodea manteniéndolas en estado de hibernación, volviéndose activas una vez que el nivel de colágeno disminuye.

Estos datos recogidos respaldan la idea de que la manipulación de estos mecanismos puede servir como una barrera para la metástasis a través de la inducción de latencia de células tumorales diseminadas.

La primera fase de la investigación se estudia en modelos de ratón para después ver cómo aplicar esa biología a pacientes. Los tumores estudiados han sido de mama y de cabeza-cuello, pero el laboratorio del biólogo colmenareño tiene en marcha proyectos enfocados en otro tipo de tumores para extender su aplicabilidad y pasar a la fase de pruebas en personas.

Con este resultado se abre una puerta al desarrollo de nuevos fármacos que prolonguen la latencia de las células durmientes, favoreciendo el enriquecimiento de colágeno tipo III e impidiendo que los tumores recurran.

José Javier Bravo Cordero (Colmenar Viejo, 1980) es profesor asociado en el Departamento de Medicina, División de Hematología y Oncología Médica de la Escuela de Medicina Icahn, una de las facultades de medicina más prestigiosas de Estados Unidos, y del Instituto del Cáncer Tisch de Monte Sinaí.