Quantcast
viernes, 21 enero 2022 19:55

La presencia de Covid en aguas residuales madrileñas empieza a descender tras alcanzar su máximo histórico

La presencia de coronavirus en las aguas residuales del Canal de Isabel II comienza a descender tras alcanzar el máximo histórico, con el pico el 4 de enero, desde que el sistema comenzó a recoger datos en verano de 2020.

La escalada de restos de Covid hasta ese día se aprecia tanto en las cifras globales, como desagregadas de la capital y del resto de región. La secuencia de los gráficos advierte que el nivel de Covid en las aguas fecales madrileñas fue importante entre los meses de septiembre y octubre de 2020, en la llamada segunda ola; para luego bajar y escalar de nuevo a finales de enero de este año (tercera ola).

En febrero y marzo se redujeron los niveles pero manteniéndose moderados hasta repuntar algo a principios de abril de 2021 (la llamada cuarta ola), para desde entonces experimentar un sustancioso y prolongado descenso hasta el aumento de julio, que anticipó la quinta ola, visible hasta principios de agosto.

Desde entonces los niveles bajaron hasta mínimos hasta finales de noviembre, que comenzó a ascender hasta la actualidad, con registros que más que duplican los picos de olas anteriores. No obstante, desde hace semana la curva ha empezado a descender, pero lentamente.

El sistema Vigía publica cuatro gráficos. Los tres primeros muestran la evolución general para toda la Comunidad de Madrid, Madrid capital y resto de la región y el cuarto expone la evolución del estado general de los puntos de muestreo por colores.

Rojo para los pozos con aumento de presencia de SARS-CoV-2; naranja para los pozos con tendencia decreciente de la media móvil con una variación no mayor del 33%; amarillo para los pozos con tendencia decreciente de la media móvil con una variación superior al 33%; y verde: pozos sin presencia de SARS-CoV-2 en dos muestras sucesivas.

Por pozos la tendencia es también descendente en presencia de restos de coronavirus en el agua. Los gráficos indican que en los pozos rojos y verdes han bajado considerablemente, mientras que han subido algo los naranjas y amarillos.

POR MUNICIPIOS

El sistema Vigía también incorpora un mapa por municipios de la región y distritos de la capital diferenciado con un código de colores cuantificando la importancia de la presencia de SARS-CoV-2, su tendencia el valor absoluto comparado con los datos históricos de este municipio/distrito.

Los últimos datos disponibles indican que hay ascensos de registros ligeros o moderados en la última semana en toda la capital salvo en el distrito de Usera y en más de la mitad de los 179 municipios de la región.

En cambio, descienden en Getafe, Cenicientos, Navalcarnero, Villa del Prado, Cadalso de los Vidrios, Navas del Rey, Valdemaqueda, Zarzalejo, San Lorenzo de El Escorial, Quijorna, El Álamo, Navalcarnero, Majadahonda, Boadilla, Las Rozas, Villanueva del Pardillo, Móstoles, Moraleja de Enmedio, Humanes, Griñón, Parla, Torrejón de Velasco, Ciempozuelos, Chinchón, Villarejo de Salvanés, Fuentidueña, Estremera, Carabaña, Valdilecha, Villar del Olmo, Nuevo Baztán, Pezuela, Torres de la Alameda, Loeches, Rivas, Arganda, Valdeolmos-Alalpardo, Valdetorres, Tres Cantos, Miraflores de la Sierra, Lozoya, Gargantilla, Montejo de la Sierra, Horcajo de la Sierra, Berzosa de Lozoya, Redueña y Alcobendas.

Los datos públicos ofrecidos en la página de Canal son el resultado de sus análisis genómicos, estadísticos y matemáticos. Cualquier interpretación sobre dichos datos corresponde, en exclusiva, a las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid, que cuentan con más herramientas de análisis de la situación.

No obstante, desde la empresa pública manifiestan que, por la propia naturaleza del agua residual y de los análisis realizados, los cambios bruscos de tendencia necesitan un periodo de tiempo para su consolidación y validación.