Quantcast
sábado, 29 enero 2022 8:46

Los botellones suben en Madrid, concentrados tras el estado de alarma y la vuelta a clase

Las sanciones por ingerir alcohol en la vía pública interpuestas por la Policía Municipal de Madrid el año pasado se incrementaron levemente respecto a 2020, con una concentración de botellones entre mayo y octubre tras decaer el estado de alarma y luego por la vuelta al clases universitarias.

Así lo ha indicado este miércoles la concejala delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, quien ha señalado que aunque todavía están trabajando en el cierre del año, sí pueden adelantar que se ha producido un incremento pequeño de botellones, «no demasiado significativo, pero sí concentración de ellos una vez se salía del estado de alarma en mayo».

Especialmente se concentran hasta octubre incluido, que fueron atajados por los servicios reforzados de Policía Municipal. En los meses de septiembre y octubre se produjeron además botellones masivos en el Parque del Oeste y Ciudad Universitaria, con algunos incidentes, ha recordado la edil.

«El botellón es un fenómeno que se da en todas las ciudades pero vamos a luchar contra ellos denodadamente por todas las consecuencias que acarrea, por los comas etílicos de menores que hemos visto y también por las molestias por ruidos y suciedad a los vecinos. El ocio y disfrute está muy bien pero tenemos que convivir en una ciudad tan amplia como Madrid y en esto va a trabajar con la Policía Municipal», ha indicado Sanz.

También ha hablado de los pequeñas concentraciones para beber en los entornos o a las salidas de locales de ocio, que provocan ruidos y a veces altercados. «Muchas sanciones se producen en esos entornos, por eso estamos sancionando con inspecciones de locales. Es verdad que una están fuera no es parte de su responsabilidad, pero entre todos tenemos que ayudar», ha apuntado la delegada de Seguridad.

Por otro lado, ha recordado que la Policía Municipal cada semana ha tenido que cambiar la normativa ir adaptándose durante la pandemia. «Ahora está la cuestión de mascarilla en interiores, y también en exteriores. Hay que hacer cumplir la ley en locales cerrados, donde hay posibilidades de contagio mayor, y también que no se exceda los aforos, horarios y todo lo demás. Tenemos una Policía absolutamente profesional y que cada momento da respuesta a las cuestiones de las autoridades sanitarias», ha concluido Sanz.