Quantcast
sábado, 29 enero 2022 0:03

El año 2021 cerró con 65 fallecidos en las carreteras madrileñas, 25 menos que en 2019

El año 2021 ha finalizado con 65 fallecidos en las carreteras de la Comunidad de Madrid, lo que supone 21 víctimas más (un aumento del 47,72%) respecto a los datos registrados en 2020 –año con restricciones de movilidad–, cuando se registraron 44 muertes, el mejor año de la serie histórica.

No obstante, el pasado ejercicio se cerró con 25 muertos menos en las carreteras madrileñas que en 2019, año anterior a la pandemia, cuando se contabilizaron 90 víctimas mortales, lo que supone un descenso del 38,5%.

De esta forma, el 2021 se convierte en el tercer mejor año en cuanto a siniestralidad del último quinquenio, tras 2018 (48 víctimas) y 2020 (44), según el balance de Seguridad Vial con datos provisionales a 24 horas en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT).

A nivel nacional, el año finalizó con 1.004 fallecidos en las carreteras españolas, lo que supone un incremento del 15% respecto a las cifras de 2020, cuando fallecieron 870 personas y se convirtió en el mejor año de la serie histórica. En cualquier caso, el pasado ejercicio se convierte en el segundo con menos fallecidos, con una reducción del 9% respecto a 2019.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presentado el balance junto al director general del departamento, Pere Navarro, y al Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas. Las cifras presentadas por el ministro se comparan con las de 2019, por ser el último ejercicio de normalidad en la movilidad.

Durante la presentación de los resultados, el titular de la cartera de Interior ha señalado que en 2021 se produjeron 921 siniestros mortales en las carreteras españolas, en los que 3.728 personas resultaron heridas graves, lo que supone 705 personas menos que en 2019 y una caída del 16 %.

El ministro ha puesto de relieve que en 2011 se registraron 1.484 fallecidos en las carreteras españolas, cifra que el 2021 se ha reducido un 32 %. En 2011 se producían 4,1 fallecidos al día, mientras que en 2021 se ha situado en 2,8 muertos diarios.

Por tipo de vía, el ministro del Interior ha aclarado que en 2021 se produjeron 281 muertos en autopistas o autovías (-8%) y 723 en vías convencionales (-9%). El 72 % de las víctimas mortales se produjeron en carreteras convencionales, frente al 28 % que se registró en autopistas o autovía. «Se mantiene estable la tasa según la cual de cada cuatro fallecidos en accidente, tres se producen en carreteras convencionales y uno en autopista o autovía», ha remachado.

En cuanto al tipo de siniestro que provoca los fallecimientos, Grande-Marlaska ha hecho hincapié en que el 39 % fueron salidas de vía y el 32 % colisiones frontales o frontolaterales. Respecto a 2019, disminuyeron un 22 % los muertos por colisión frontal y un 7 % los fallecidos por salidas de vía. El ministro ha apuntado a la velocidad excesiva o inadecuada «como el principal factor, común y transversal en todos los siniestros mortales».

En materia de usuario, los datos desgranados por el ministro sostienen que el 38 % de los muertos en las carreteras españolas fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas o motoristas. Fueron 383 muertos, 61 menos que en 2019. «El reto está en la protección de los usuarios vulnerables», ha insistido el ministro.

Respecto al número de peatones fallecidos, estos fueron 110, 8 menos que en 2019. De los 110, un total de 59 fueron en autopista o autovía y 51 en carretera convencional. Entre los fallecidos en vías de alta ocupación, 19 fueron conductores u ocupantes que se habían bajado del vehículo y 23 peatones caminando o cruzando.

Los ciclistas muertos en siniestros viales ascendieron a 31 el pasado año, lo que supone 9 menos que en el año de referencia 2019, pese a que aumenta el número de bicicletas en las carreteras. Por su parte, perdieron la vida 241 motoristas, lo que representa 45 menos y un 16 % de descenso. En 2021, hubo un fallecido usuario de vehículo de movilidad personal, a pesar de que tienen prohibido circular por vías interurbanas.

Por edad, el mayor descenso en fallecidos de 2021 se produjo en el grupo de más de 65 años con una caída del 25 %, mientras que aumentó la siniestralidad de los jóvenes de 15 a 24 años, de 112fallecidos en 2019 a 138 en 2021, un 23 % más.

Grande-Marlaska ha hecho hincapié en la necesidad de utilizar los elementos de seguridad y ha argumentado que 140 personas fallecidas que viajaban en turismo y furgoneta (26%) no llevaba el cinturón se seguridad en el momento del accidente. Además, ha añadido que 8 ciclistas y 10 motoristas tampoco llevaban el casco.

Por comunidades autónomas, disminuyeron las personas fallecidas en todas las comunidades autónomas, excepto en Castilla-La Mancha (+17), Baleares (+10); Andalucía (+12); Cantabria (+4) y Comunidad Foral de Navarra (+3). Cataluña (-40) y Comunidad de Madrid (-25) son las que mayores reducciones registraron en 2021.

MÁS MOVILIDAD QUE EL 2020, PERO MENOS QUE EN 2019

Respecto a los datos de movilidad, el ministro ha apuntado que en 2021 se registraron 393,7 millones de desplazamientos de largo recorrido, lo que supone un 8 % menos que en 2019 y un aumento del 23 % en relación con el 2020, «un año excepcional y extraño en el que todo quedó condicionado por la pandemia y por las limitaciones a la movilidad».

Para explicar esta caída, Grande-Marlaska ha recordado que el año 2021 «nació con el tercer Estado de Alarma en vigor», que se desarrolló entre el 9 de noviembre de 2020 hasta el 8 de mayo de 2021. «Por tanto, 2021 arrancó con fuertes descensos de movilidad relacionados también con las restricciones», ha subrayado, para después añadir que después se produjo una «importante recuperación». Por ejemplo, en verano se produjo un volumen de desplazamientos «muy similar» al de 2019 y desde septiembre se observa un incremento de la movilidad.

Por periodos del año, Grande-Marlaska ha especificado que entre enero y abril de 2021 la movilidad cayó un 29 % respecto a 2019 y la siniestralidad un 22 %; de mayo a junio, la siniestralidad descendió un 4 % mientras que la siniestralidad aumentó un 24 %; en julio y agosto, con una movilidad parecida entre ambos ejercicios, el descenso de la siniestralidad alcanzó el 12 %; y en el último cuatrimestre la movilidad creció un 5 % y la siniestralidad bajó un 10 %.

En este contexto, el ministro del Interior ha informado de que el parque de vehículos llegó a 33,2 millones de vehículos en 2021, lo que supone un 2 % más que en 2019, año anterior a la pandemia de la Covid-19. Por el contrario, el censo de conductores se mantiene estable, en 27,3 millones.

Finalmente, Fernando Grande-Marlaska ha concluido que el balance de siniestralidad vial de 2021 indica que se ha mantenido «la tendencia de reducción de la siniestralidad» experimentada en la última década, pero ha añadido que «la valoración no puede ser positiva porque 1.004 fallecidos son muchos«, por lo que ha anunciado que seguirá trabajando para reducir las cifras.