Quantcast
sábado, 29 enero 2022 7:41

Las familias aplauden la vuelta presencial al colegio pero piden permisos para cuarentenas

Familias españolas han celebrado la decisión acordada por Gobierno y comunidades autónomas sobre la vuelta presencial de los niños a las aulas tras las vacaciones de Navidad, pero se sienten «abandonadas» y «agotadas» y reclaman medidas para conseguir una «conciliación real» como un permiso retribuido de cuidado en el caso de aulas confinadas.

Desde el Sindicato de Familias, una agrupación que había anunciado movilizaciones si no se retomaban las clases presenciales el 10 de enero y que ha recogido más de 24.000 firmas en la plataforma Change.org, han recibido la noticia «con alegría» aunque se han mostrado «sorprendidas» por el hecho de que no se haya planteado una bajada de ratios en las aulas ni permisos por confinamiento.

«Nos sorprende que no se haya puesto sobre la mesa una bajada de ratios (tanto por motivos epidemiológicos como educativos) y un permiso retribuido de cuidado en el caso de un aula confinada o un menor en cuarentena. Creemos que esas son las dos necesidades más inmediatas», ha subrayado la portavoz del Sindicato de Familias, Miranda del Corral.

En concreto, piden «algún tipo de mecanismo para promover la conciliación» porque cuando un niño queda confinado por un compañero enfermo, las familias se tienen que «buscar la vida para conciliar».

También reclaman «la vuelta de los refuerzos Covid» en los colegios. «Fue una medida muy positiva para bajar las ratios y parecía que había llegado para quedarse, pero este año otra vez estamos con ratios altísimos», ha señalado.

Por ello, desde esta agrupación de familias han advertido de que «esto no termina aquí» y seguirán «reclamando medidas para que las aulas sean seguras para alumnas y trabajadoras, y medidas para que la conciliación sea real para todas las familias».

Por su parte, la presidenta de la Asociación Yo No Renuncio y fundadora del Club de Malasmadres, Laura Baena, considera «curioso» que tengan que «dar las gracias» y «aplaudir» que se mantenga la vuelta al colegio el día 10 cuando es «lo normal» y ha denunciado que las familias siguen teniendo «los mismos problemas» de conciliación y están «agotadas».

SIN BAJAS LABORALES

«Las familias quieren que sus hijos vuelvan seguros al colegio pero es que seguimos con el mismo problema de la conciliación, enlazando cuarentenas cuando nuestro hijo o hija es positivo, sin bajas laborales. Desde Sanidad y Educación se pide responsabilidad a las familias para que no llevemos al niño o a la niña cuando tiene síntomas compatibles con el Covid, pero no hay una responsabilidad institucional», ha criticado Baena.

Según ha indicado, las familias vuelven al colegio tras las vacaciones de Navidad «sin apoyo» porque «no hay bajas laborales, no se facilita el teletrabajo» y tampoco se hacen test masivos en el regreso a las aulas, como por ejemplo hacen en Reino Unido.

«Hay familias que no pueden pagar test o familias que hacen PCR de su bolsillo para estar tranquilas al dejar a los niños con los abuelos en una cuarentena preventiva, porque tienen que trabajar. Y no digamos si son familias monomarentales. Me genera frustración que se siga abndonando a las familias», ha lamentado.

En este sentido, ha alertado de que las familias están llegando al «agotamiento y la desesperación», por lo que ha exigido que se tomen ya medidas que les permitan conciliar porque las que hay, como el Plan Me Cuida, son, a su juicio, «insuficientes».

Asimismo, piden un mayor refuerzo del personal en los colegios y que se explique bien a las familias los protocolos contra el Covid porque hay «muchas dudas».

UN PROBLEMA QUE YA EXISTÍA ANTES DEL COVID

Con la llegada de la pandemia de la Covid-19, se ha incrementado el número de peticiones en torno a la conciliación, sobre todo, a raíz de los confinamientos de las clases, que obligan a los padres a quedarse en casa para cuidar de sus hijos.

Si bien, esta es una reclamación que ya existía antes del coronavirus. Una madre de mellizas y mujer trabajadora, María Jesús Doñoro, lanzó una petición en Change.org hace tres años pidiendo permisos por enfermedad, que ha obtenido más de 233.000 apoyos.

«Cuando una de las dos niñas se pone mala y no puede ir a la guardería llega un problema. ¿Cómo voy a ir a trabajar estando la niña mala? ¿Falto al trabajo? ¿Con quién las dejo? O me cojo un día de vacaciones o las dejo con los abuelos pero ¿y los que no pueden tirar de abuelos? ¿Por qué tan poca conciliación con la vida familiar?», se preguntaba en la petición.

Ahora, según apunta esta madre, su petición se vuelve «más necesaria que nunca» en el contexto de la pandemia de coronavirus y dice que es «hora de movilizarse».

«El curso pasado, una de mis hijas sufrió cinco confinamientos. No es asumible por ninguna familia sin teletrabajo o facilidades. Sigo manteniendo la idea de que se debe facilitar que alguno de los padres pueda quedarse con los niños si están enfermos y que se fomente el teletrabajo si es posible», ha indicado Doñoro.