Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 17:51

Hostelería Madrid reclama un marco jurídico que facilite la actividad de las terrazas por su importancia económica

Hostelería Madrid ha reclamado un marco jurídico que facilite la actividad de las terrazas en la región por su importancia económica para los establecimientos, según ha señalado en un comunicado.

Los resultados del estudio de terrazas presentado por Hostelería de España y llevado a cabo por Cremades & Calvo-Sotelo, en el que se comparan 12 ciudades a nivel europeo y 19 a nivel nacional, ponen en evidencia «grandes diferencias entre unos territorios y otros en cuanto a las normativas y regulaciones de las terrazas y desvelan la ausencia de una mínima unicidad de criterios».

Por ello, desde el sector han reclamado un marco jurídico que facilite la actividad de la terraza dada su importancia en el negocio hostelero.

La hostelería que, a nivel nacional, representa más del 6,2% del PIB nacional y emplea a 1,7 millones de personas, advierte que no será hasta 2023 cuando se recuperen los niveles previos a la pandemia.

Según los últimos datos del INE correspondientes al mes de octubre, el sector todavía tiene 110.000 empleos menos que en el mismo mes de 2019, a los que hay que sumar más de 60.000 trabajadores en situación de ERTE. En Madrid, la hostelería representa el 4,6% del PIB regional, cuenta con 28.000 empresas de hostelería y emplea a un total de 211.477 trabajadores y autónomos en noviembre de 2021.

El presidente de Hostelería Madrid, José Antonio Aparicio, considera «fundamental» poder proporcionar lo que los clientes y visitantes reclaman: espacios seguros, sostenibles y ordenados para un consumo al aire libre, ofreciendo el servicio de restauración en las condiciones de máxima seguridad.

«Las terrazas climatizadas permiten alcanzar ese objetivo durante todo el año y son fundamentales para poder seguir trabajando en las mejores condiciones de seguridad para nuestros equipos de trabajo y para nuestros clientes, máxime con la emergencia sanitaria aún activa», han señalado.

Madrid, una de las ciudades analizadas en el estudio, ha llevado a cabo medidas para favorecer la actividad como la simplificación de trámites para la instalación de nuevas terrazas o la autorización para ampliar o instalar nuevas terrazas.

Desde el sector reivindican el mantenimiento de estas medidas en un horizonte temporal más amplio, mientras no haya una recuperación de los negocios, en la línea de lo que sucede en algunas ciudades de España y en la mayoría de las europeas.

El estudio de Cremades & Calvo-Sotelo revela que los países Europeos analizados (Alemania, Bélgica, Croacia, Portugal, Francia, Italia, Países Bajos y Suecia) han aplicado medidas menos restrictivas con motivo de la pandemia, y que las iniciativas destinadas a favorecer a los establecimientos, como la creación o ampliación de las terrazas, se extenderán a lo largo del año 2022.

En pleno proceso de redacción definitiva de la ordenanza de veladores para la ciudad de Madrid consideran imprescindible que el Ayuntamiento de Madrid atienda las peticiones del sector y consolide las terrazas de veladores «como el principal espacio de encuentro y ocio responsable, ordenado y seguro en nuestras ciudades», ha subrayado Hostelería Madrid.

Por ello, creen que las nuevas ordenanzas que se aprueben en los distintos municipios de la región deben prever la ampliación de las autorizaciones extraordinarias concedidas durante la pandemia hasta que desaparezca la alerta sanitaria; reducir las cargas burocráticas en términos de tramitación online; flexibilizar y mejorar la calidad normativa para adecuarla a diversos contextos económicos y políticos; incluir criterios normativos marcados por las normas de liberalización de los servicios; simplificar el procedimiento administrativo al que se ha de someter esta actividad económica; y defender y coordinar los intereses de los colectivos concurrentes.

ESPACIOS MENOS SEGUROS

Por otro lado, han subrayado que aumentar las restricciones a la actividad de hostelería, desplaza el consumo a otros lugares menos adecuados, especialmente a espacios interiores privados o a espacios exteriores desordenados.

«Las terrazas son espacios seguros y disponen de medidas estrictas de desinfección y limpieza para prevenir el riesgo de contagio de Covid-19», han destacado.

Si bien, el estudio realizado por Hostelería de España desvela que en el periodo analizado muchas de estas limitaciones han ido suavizándose, queda también patente que la única restricción que se ha mantenido como obligatoria es el veto de fumar en terrazas de hostelería y restauración si no puede mantenerse la distancia de seguridad de 2 metros. «Esta es una medida que no ha sido aplicada en ningún otro país europeo», han añadido.

«España figura así como una excepción en nuestro contexto, al implantar y mantener restricciones en las terrazas desconocidas en los países de nuestro entorno, y con una preocupante falta de coherencia en la aplicación a nivel local y regional«, han denunciado desde la asociación.