Quantcast
sábado, 27 noviembre 2021 13:38

La Comunidad cierra operaciones con los bonos turísticos en tan solo un día

La consejera de Turismo, Cultura y Deportes, Marta Rivera de la Cruz, ha celebrado este miércoles que ya han cerrado operaciones con los bonos turísticos y que ayer recibieron un total de 20.000 consultas durante la primera hora del programa.

«Son solo 5 millones de euros, vamos a ver para lo que nos da. Es una experiencia pionera en la Comunidad. Nos hemos fijado en lo que ha funcionado y los problemas que ha tenido en otras regiones. Espero que funcione bien y sea un éxito», ha declarado la consejera.

Rivera de la Cruz ha recordado que estas ayudas, que forman parte de una campaña para descubrir eventos y lugares, son unos «bonos palanca» que subvencionan hasta el 50% del viaje a Madrid y hasta 600 euros.

Asimismo, ha señalado que se pueden acoger los españoles, residentes en el país e incluso los madrileños. La consejera ha recalcado que este último grupo fueron «durante mucho tiempo» los principales ocupantes de los hoteles en la capital.

«Nos ha ayudado la pandemia, porque Madrid es el principal mercado emisor al resto de España. Cuando llegaron las restricciones y no se podía salir, teníamos preparado un programa de turismo en el interior. Hubo madrileños que hacían la prueba de cambiar de barrio y dormir en un hotel», ha destacado Rivera de la Cruz.

«EN MADRID SE RESPIRAN GANAS»

Por otra parte, la consejera ha explicado que el regreso de celebraciones como las Finales de la Copa Davis es una «vuelta a la normalidad» y que también «es un motivo para la esperanza». Asimismo, ha indicado que en Madrid se «respiran ganas en los negocios, en las empresas y en la gente de la calle».

«Lo empecé a notar desde el primer momento en que se acabó el confinamiento estricto en la región. Pequeños restaurantes o pequeñas tiendas ponían sus mostradores para vender lo que fuera. Pensé en que esto es lo que nos va a salvar y que también las administraciones hemos tenido algo que ver», ha expresado.

La consejera también ha señalado que la única restricciones que seguirá en Madrid «por bastante tiempo» será la mascarilla, aunque ha reiterado que «harán caso a lo que diga Sanidad» y ha recordado que los contagios «se dan» en reuniones sociales, al estar las casas cerradas.