Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 14:38

Los secretos escondidos en la Escuela Superior de Ingenieros de Minas y Energía

En el barrio madrileño de Ríos Rosas, caracterizado por sus elegantes edificios y consulados, destaca un prominente edificio ubicado en el número 21 de la Calle Ríos Rosas. Esta construcción estilo parisino corresponde a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energías.

Un centro docente perteneciente a la Universidad Politécnica de Madrid que imparte los estudios, tanto de grado como de postgrado, entre los que se encuentra el doctorado de ingeniería de minas. Pero este edificio del siglo XIX tiene mucha historia y esconde muchos secretos desconocidos en su interior.

Creada en 1777 en Almadén, Ciudad Real, la Escuela de Ingenieros de Minas se instaló en Madrid en 1893. Es una de las más antiguas de España y antes de la construcción de este palacete para su ubicación final, desde su traslado a la capital en 1835, ocupó diferentes ubicaciones.

TRES EDIFICIOS

De titularidad pública, este palacio se fue completando con el paso de los años, pero nunca ha cambiado su uso. Ricardo Velázquez, el encargado de su diseño apostó por un edificio clásico, racional y práctico en el que dar el mejor servicio de docencia teórica y práctica.

Una vez se quedó pequeño para impartir clases, se añadieron dos edificios más que son con los que cuenta en la actualidad. Así, el primero de los tres alberga la secretaría de la facultad, el hall principal y la biblioteca y el segundo, el que mantiene las aulas y por último, el tercero es donde ahora se encuentran los despachos de los profesores y el aula de exámenes. A simple vista, podría parecer una universidad corriente, pero no es así. Además de su función como escuela, cuenta con un museo y una mina experimental.

Situada en el patio y tras bajar 74 escalones, se encuentra la mina. Se trata de la reproducción de un yacimiento real de carbón construida en 1963 para que los alumnos de ingeniería de minas pudieran hacer prácticas. Madrid no tiene tantos filones subterráneos para instruirse en vivo y en directo. Sin embargo, además de la teoría, los estudiantes necesitaban simular casos reales de construcción y entibación o sujeción interior de una explotación subterránea. Por ello, el director de la Escuela de Ingenieros de Minas de aquella época, Marcelo Jorissen, la mandó construir entre 1963 y 1967.

UN MUSEO

La Escuela Superior de Ingenieros de Minas de Madrid guarda otro secreto en uno de sus edificios, en la parte superior alberga el Museo Histórico-Minero Don Felipe de Borbón y Grecia. Un museo con marcado carácter universitario, abierto a todos los públicos, con una amplia colección de minerales de todo el mundo clasificados según su composición y origen.

El Museo Histórico-Minero Don Felipe de Borbón y Grecia

Además de los minerales el museo cuenta con colecciones dedicadas a hallazgos arqueológicos de diferentes épocas. Además de colecciones de fósiles, cráneos de osos, lámparas mineras, teodolitos, trilobites, gemas, maquetas y la colección de minerales Alajardín.

FUNDADORES DEL ATLÉTICO DE MADRID

Otra curiosidad de esta Escuela Superior de Ingenieros de Minas y Energías es que entre sus paredes se creó el Atlético de Madrid. Concretamente seis jóvenes que estudiaban en esta escuela minas y crearon el equipo de fútbol y en la actualidad hay una placa en una de las paredes de la Universidad que lo corrobora.

Imagen de la placa que corrobora la creación del equipo de fútbol