Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 17:05

Un juez archiva una denuncia del PP contra el alcalde por prevaricación

El Juzgado de Instrucción número 3 de Torrejón de Ardoz ha acordado el sobreseimiento libre y el archivo de la causa contra el alcalde de Algete, Juan Jesús Valle y la exconcejala de Recursos Humanos, Dolores Morilla, por la presunta comisión de un delito de prevaricación y otro de nombramiento ilegal.

La denuncia presentada por el anterior alcalde y actual portavoz del Partido Popular, César de la Puebla, señalaba un supuesto incumplimiento de la obligación de restablecer a trabajador administrativo como maestro de adultos, la regularización de un auxiliar de informática tras varios años en este puesto y la prórroga del servicio de ambulancia municipal a pesar de los informes desfavorables del secretario de intervención al tratarse de una competencia autonómica.

El auto del juez afirma que ninguno de los investigados actuó contra el ordenamiento jurídico ni buscó una finalidad propia, sino que tomaron estas decisiones para tratar de ordenar la situación de hecho relativa a contratos de personal y de servicios que vinculaban a la administración encauzándola jurídicamente.

El escrito de sobreseimiento recuerda además que el nombramiento de estos trabajadores se produjo hace más de una década y por otros equipos de gobierno.

En ese sentido también resuelve la parte que tiene que ver con la renovación del servicio de ambulancia municipal.

El juez recuerda que se viene prestando desde el año 2003, y que «la discusión sobre si se trata de una competencia municipal o autonómica no tiene encaje de tipo penal, y menos atribuible a un nuevo equipo de Gobierno heredero de una situación anterior».

Una situación acordada por gobierno anteriores, entre ellos el del Partido Popular, liderado por el denunciante César de la Puebla.

El actual regidor socialista, Juan Jesús Valle, ha celebrado el archivo de la causa y ha lamentado que el Partido Popular haya utilizado la justicia como arma política.

Ha reclamado que, aunque no vaya a dimitir, el exalcalde popular debería al menos pedir perdón al municipio por el daño que ha hecho con esta denuncia.