Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 17:19

El Ayuntamiento inicia tratamientos de control de la oruga procesionaria

El Ayuntamiento de Móstoles ha iniciado los tratamientos de control de la oruga procesionaria, que se realizan principalmente a través de endoterapia, pasando a fumigación masiva en los casos de grandes masas arbóreas, como en el Parque Finca Liana.

Los técnicos del área de parques y jardines de la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de los Espacios Públicos tratarán los ejemplares que se sitúan en espacios públicos como colegios, parques y arbolado.

Durante la campaña, que durará de octubre a enero en el periodo en el que el insecto está en su fase larvaria, se tratarán más de 2.900 ejemplares de pino y cedro, que son el hábitat natural de la procesionaria.

En el caso de la endoterapia, es una técnica que consiste en el inyectado de los productos insecticidas directamente a los pinos y cedros, de manera que afecta sólo a los insectos que parasitan a estos árboles y no al resto de la fauna, ni a la población ni a las mascotas.

Por minimizar los riesgos y evitar la proliferación de esta oruga en primavera», desde el Consistorio apelan al compromiso de las comunidades de vecinos que sean propietarias de zonas arboladas con presencia de pinos y cedros para que realicen los tratamientos correspondientes.

Para ello, se les ofrece asesoramiento técnico, si lo necesitan, en lo que respecta a los productos fitosanitarios recomendados y el momento de aplicación.

La procesionaria es un insecto considerado como muy tóxico para los seres humanos porque produce urticarias y alergias. También para las mascotas, a las que les provoca inflamación de labios, boca y lengua. Igualmente debilitan los árboles a los que afecta al alimentarse de los brotes más tiernos.