Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 11:29

Así funcionan la papeleras inteligentes e irrompibles de Madrid

Las papeleras dotadas de un sensor inteligente llegan a Madrid. Enmarcada en la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 del Ayuntamiento de Madrid, desde la primavera pasada se están implantando en la capital estos vertederos urbanos que cuentan sensores inteligentes capaces de discriminar los residuos y alertar cuando llegan al 80% de su capacidad. Además, estos depósitos de residuos están hechos con un material irrompible.

La «inteligencia» de esta papelera se debe a un sensor que recoge información que almacena en un dispositivo capaz de detectar si el interior está lleno, además de avisar si se han terminado las bolsas de recogida de excrementos de perro. El sensor funciona con un láser infrarrojo cuya la distancia alcanza los residuos que arrojamos al interior de la papelera. En este proceso también monitoriza la temperatura del depósito, activándose la alarma y avisando a la plataforma del servicio cuando alcanza el 80% de su capacidad o cuando la temperatura supera los 70 grados. Es en ese momento cuando es preciso vaciar la papelera.

El sistema aplicado al tratamiento de estas papeleras se sirve de una tecnología basada en el envío de información de manera periódica sobre sus niveles de llenado. Esto conlleva 16 lecturas diarias de datos que se emiten en dos momentos del día. Este proceso también se encarga de verificar el estado de las baterías para sustituirlas cuando se agotan, si bien cuentan con una autonomía de funcionamiento de cinco años.

Por su parte, los sensores de los expendedores de bolsas para los excrementos de perro funcionan al detectar que las bolsas se han agotado a fin de proceder a su reposición. La plataforma del servicio recibe los datos correspondientes, lo que ayuda a planificar el trabajo localizando las papeleras sobre las que es preciso actuar. De esta manera, se aumenta la eficiencia tanto del servicio de limpieza viaria que se encarga del vaciado de las papeleras como del servicio de mantenimiento y lavado de las mismas.

MÁS RESISTENTES

Asimismo, las papeleras madrileñas son ahora más resistentes ya que tienen una capacidad de 50 litros frente a los 30 líquidos de las viejas papeleras. Además, son capaces de albergar líquidos sin que se derramen gracias al material resistente con el que están fabricadas.

El material de fabricación de estas papeleras es el polietileno que se utiliza con la finalidad de evitar el vandalismo, pues repele la colocación de pegatinas y la pintura de grafitis. El polietileno es un material irrompible, capaz de absorber los golpes y dotado de gran elasticidad. Además, se trata de un material no poroso que repele cualquier pintura y acción sobre el mismo y no requiere mantenimiento.

El polietileno es un material irrompible, capaz de absorber los golpes y dotado de gran elasticidad

Estas nuevas papeleras inteligentes han sido bautizadas con el nombre de Cibeles y son de color verde oscuro. Todas ellas van ancladas en postes, muros o señales y son totalmente accesibles, pues disponen en el frontal de un sistema de identificación en braille.