Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 14:46

Más Madrid exige a Almeida medidas contra ruidos y contaminación en Delicias

El grupo municipal de Más Madrid ha exigido al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, «medidas ya» contra los ruidos que hacen vibrar las ventanas de martes a domingo hasta casi la medianoche a los miles de vecinos del entorno del Espacio Ibercaja Delicias, contra los problemas de aparcamiento en el barrio que genera un espectáculo con aforo para 1.800 personas y contra el aumento que ya se está detectando en las estaciones medidoras de partículas contaminantes procedentes de la combustión de gasoil que vienen de esa «verbena permanente».

Así lo ha reclamado la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, acompañada por el edil José Luis Nieto, tras reunirse con vecinos del entorno reunidos en la plataforma Stop Espacio Delicias. Las carpas del Espacio Ibercaja Delicias se encuentran en los terrenos de Adif que hay junto a la estación de tren de Delicias, en pleno barrio residencial.

«Esto es incompatible con el descanso. Una vecina me contaba que escucha los aplausos desde su casa y sabe cuándo van terminando los actos de la función», ha descrito Maestre, que ha exigido que el Ayuntamiento «puede y debe ejercer un rol en la gestión de la ciudad» haciendo cumplir el convenio firmado en 2018 con Adif sobre estos terrenos públicos.

«Hay que tomar medidas ya», ha demandado la edil, que reclama que el Gobierno municipal se siente de manera inmediata con los responsables de las carpas y que garanticen a la ciudadanía de la zona «que tienen el mismo derecho a vivir y a dormir que el resto de vecinos de Madrid».

AL PLENO DE ARGANZUELA Y DE CIBELES

Más Madrid llevará esta tarde la situación que provoca Espacio Delicias al Pleno de Arganzuela y también lo elevará al Pleno de Cibeles, donde esperan contar con el respaldo del resto de grupos y que «el Gobierno asuma su responsabilidad».

El portavoz de la plataforma Stop Espacio Delicias, Manuel Gómez, ha trasladado la «indignación y preocupación» de la vecindad en torno a unos terrenos calificados como equipamiento básico pero en los que se ha levantado este espacio de ocio «que abre de martes a domingo hasta las 23.30 horas más la recogida».

Afean al Gobierno municipal las «muchas vueltas a la legalidad» que están dando con una licencia de carácter temporal. «Los terrenos son calificados desde hace veinte años pero no hemos visto equipamientos en el distrito», han subrayado.

«ESTO SÓLO PUEDE IR A PEOR»

Después de que les desestimaran las alegaciones presentadas, la vecindad reclaman «que alguien escuche» porque el espectáculo montado en estos terrenos públicos «conlleva aumento de ruido, las plazas de SER se ocupan y sólo puede ir a peor».

«Salimos de pandemia y los aforos aún relativamente reducidos pero esta situación empeorará«, han advertido, después de contraponer el ocio con las zonas residenciales colindantes.

El concejal de Más Madrid José Luis Nieto ha apuntado que la licencia de autorización de funcionamiento del macroespacio finaliza el 2 de abril de 2022 «pero existe un convenio entre Adif y la empresa que lleva estos espectáculos que se podía prolongar en el tiempo durante cuatro años, que es el temor que tienen los vecinos».

MÁS DE TRES CARPAS

Unido a que la instalación temporal tiene «autorización para tres carpas pero aquí se contabilizan más de tres». También «se han hecho grandes obras de movimiento de tierras para poder construir las carpas».

«El temor es que para rentabilizar la inversión, la actividad de ocio se pueda prolongar en el tiempo mucho más y afecte a los vecinos con molestias por ruido y por los grandes generadores de gasoil porque ya se está detectando en estaciones de medición del entorno un incremento procedente de la combustión del gasoil«, ha expuesto.

El anterior Gobierno municipal, presidido por Manuela Carmena, abrió el camino para en 2018 para poner los terrenos a disposición de los vecinos con un convenio entre el Ayuntamiento de Madrid, Adif y más instituciones. Estaba previsto proyectar equipamientos públicos para el barrio, como centros educativos, un polideportivo, una biblioteca, un centro cultural o un centro juvenil.

El proyecto no fue retomado por el actual Gobierno municipal. En 2019, Adif alquiló los terrenos a una iniciativa privada por dos años prorrogables a otros dos, que finalmente se inauguró el pasado 30 de septiembre.