Quantcast
miércoles, 1 diciembre 2021 12:42

El viaje por los encierros de SanSe a través de la fotografía

Desde hace años, los encierros han sido uno de los platos más apetitosos de las fiestas regionales de San Sebastián de los Reyes. Es una de las muchas cosas que la pandemia robó. Este será el segundo octubre que se cancela la carrera con los morlacos. Debido, claro está, al COVID-19. A pesar de que la vacunación hace que se vislumbre un halo de luz al final del túnel, la situación sanitaria no se estima aún lo suficientemente segura para convocar un evento de esas características. No obstante, la pasión de SanSe por el encierro se está canalizando a través del célebre concurso de imágenes de temática taurina. La XXI edición del concurso de fotografía del encierro, que ya ha anunciado a sus ganadores de este año.

Se han presentado un total de 36 piezas, pertenecientes a 16 fotógrafos de diferentes partes de España. Dentro del motivo general, una directriz muy somera que dejaba espacio suficiente a los artistas para ponerse creativos, ha habido admirables muestras de originalidad de toda clase y condición. Se han repartido un total de cuatro premios, tres de ellos con emolumento en metálico.

El primer puesto, agraciado con 375 euros y un trofeo, ha recaído sobre Jugando al encierro, de José Luis Cano. La instantánea es una historia sobre tradiciones transmitidas de generación en generación. Unos niños, con atavío de rojiblanco San Fermín, corren delante de un toro de juguete, soñando que son atléticos corredores de encierro. Un momento sencillo y cotidiano, pero de una fuerza abrumadora en su costumbrismo. Detrás de los pequeños, se erigen presumidos otros toros, también de mentira. Unos pintados en la pared. Con una musculatura tintada que casi hace que uno se sienta amenazado. Niños jugando entre cosas de mentira que, tal vez, algún día no lo serán.

También han recibido premio monetario el segundo clasificado, Promesa de futuro de Ciriaco López, y el premio especial emociones no olvidadas, para Paseíto de Antonio Alelú. Ambos trabajos han recibido 150 euros. Además, se ha otorgado una mención extraordinaria para A estirar se ha dicho, de Ángel Pérez. Todas las fotografías participantes en el concurso serán exhibidas en la biblioteca municipal Marcos Ana del 15 de octubre al 13 de noviembre.

El jurado estuvo compuesto por dos concejalas de San Sebastián de los Reyes (Patricia Hernández y  Alejandra Muñagorri), el corredor César Vaquero, el pastor del encierro David Polos y la hostelera Mayte Sanz. El secretariado fue asumido por Luis Barbado, vicepresidente de la A. C. El Encierro.

VOLVERÁN PRONTO

A pesar de que la sede de que el concurso tiene sede en SanSe, la inscripción era abierta para personas de todo el territorio español. De hecho, el ganador del primer premio es de Madrigal de Altas Torres (Ávila). Sin embargo, el segundo premio sí que ha recaído sobre un vecino de la localidad. La diversidad de origen de los aspirantes es una muestra más del aumento paulatino del prestigio de este curioso certamen, que aúna el amor a las tradiciones populares de los pueblos con la innovación artística.

Este año tampoco se pasearán, nerviosos en su rebufo, los novillos por las calles de Sanse, pero los vecinos no pierden la esperanza. Siguen recordando que, aunque parezca que ha pasado una eternidad, hasta hace muy poco disfrutaban de sus queridas fiestas. Confiando en que, más pronto que tarde, volverán a colocarse los tablones revistiendo los caminos. Y volverán a oírse los gritos y las risas que indican la llegada de octubre. Hasta entonces (y ya queda muy poco), siguen quedando las fotografías que recuerdan cosas que fueron y que volverán a ser.