Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 7:24

Dimite el Hermano Mayor de la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles

El Hermano Mayor de la Congregación de Nuestra Señora de los Ángeles de Getafe, Cándido Maroto, ha dimitido tras la polémica suscitada el pasado mes de septiembre con la estancia de la imagen de la Virgen en la catedral con motivo de las fiestas, que finalmente no fue posible.

Así lo señala tras la nota conjunta que emitieron el Ayuntamiento de Getafe y el Obispado en relación con «la estancia de la Virgen de los Ángeles en catedral, en el período del 9 al 20 de septiembre, donde se expone que dada la situación sanitaria es preferible posponer la bajada multitudinaria de la imagen de la patrona».

En este sentido, ha aclarado que «en ningún momento la Congregación ni pretendía ni había anunciado realizar la tradicional procesión de bajada de la Virgen del Cerro de los Ángeles a la Catedral, sino que se realizaría en transporte especial hasta la puerta de la misma, tal y como se confirmó al concejal de Cultura el día 6 de septiembre, con quien se había mantenido comunicación fluida en el periodo de prórroga de las fiestas patronales».

Asimismo, ha señalado se le informó «del programa que se había consensuado con la catedral y el propio Obispado, únicas instituciones con jurisdicción para decidir qué imágenes se veneran dentro de la Catedral de Santa María Magdalena, llegando a un acuerdo verbal con él, que la Virgen estaría del día 9 al 16 de septiembre en la catedral, para no interferir en los días principales de las fiestas de Getafe«.

Del mismo modo, «no se celebraría ningún acto especial, únicamente las misas habituales, añadiendo una eucaristía y un rosario a primera hora de la mañana con el fin de evitar aglomeraciones».

Ha agregado que esta programación «había sido aprobada, junto con la presencia de la Virgen en la catedral y la confirmación de la presidencia del obispo en una misa solemne el día 12 de septiembre».

DISCULPAS

Además, «para evitar concentraciones tanto en el interior como en el exterior de la catedral y cumplir con los protocolos sanitarios y control de aforo, la Congregación, mediante la contratación de personal extra de seguridad, velaría por el cumplimiento de la norma y el amparo de los asistentes».

«Pido disculpas por no haber podido acercar (por decisión ajena a mi voluntad) la Sagrada Imagen a Getafe para que todas aquellas personas que no pudieron acompañarla en mayo hubieran podido estar ahora con Ella, así como pudiera haber estado Nuestra Señora en Getafe durante las fiestas patronales prorrogadas que se celebran en su honor», ha subrayado.

Por último, ha indicado que es por este motivo por el que ha presentado su dimisión «irrevocable» como Hermano Mayor.

En la nota conjunta del Ayuntamiento y el Obispado se hacía referencia a que estas no eran las fiestas patronales de Getafe, ya que no iban a contar «con ninguno de los elementos tradicionales habituales que concentran a decenas de miles de personas en la ciudad, como es la bajada de la Virgen o la concentración de atracciones en un único recinto ferial», sino «actuaciones culturales en torno al calendario festivo laboral».