Quantcast
domingo, 28 noviembre 2021 7:16

La Bandera LGTBI ondeará de forma permanente en la plaza Pedro Zerolo

La céntrica plaza de Pedro Zerolo, en Chueca, albergará de forma permanente la bandera arcoíris, símbolo de las personas LGTBI, así como también un monumento a las personas de este colectivo que «han sido perseguidas» a lo largo del tiempo.

Así lo ha aprobado este martes el Pleno de Cibeles, a iniciativa de Ciudadanos, con el ‘sí’ de todos los grupos a excepción de Vox, que se ha abstenido. La moción de los ‘naranjas’ incluía tres apartados, reclamar a estados miembros de la Unión Europea reconocer a parejas LGTBI, condenar la marcha neonazi de Chueca del pasado 18 de septiembre y colocar una bandera arcoíris en Pedro Zerolo.

Ha sido el PSOE quien ha añadido, a través de una enmienda, que además de la bandera se coloque un monumento. Al votar la enmienda, a la que PP ha dado el ‘sí’, se han producido unos momentos de confusión, ya que la bancada ‘popular’ creía que después debería votarse el punto enmendado, pero el secretario del Pleno ha dictaminado que aprobar la enmienda conllevaba aprobar tal extremo.

Así, Más Madrid, PSOE, Cs y Grupo Mixto han votado a favor de todos los puntos. Vox se ha abstenido en la bandera y ha negado el reconocimiento a parejas y matrimonios LGTBI en la Unión Europea, punto en el que PP se ha abstenido.

La concejala Sonia Cea (PP) ha explicado que los ‘populares’ tanto en Bruselas como en este Pleno se abstienen en este reconocimiento a matrimonios igualitarios en toda Europa «por la honestidad política de no votar lo que es imposible». «Hemos dejado bastante claro dónde estamos. La pregunta es dónde está la izquierda cuando se persigue a personas LGTBI en Venezuela. La pregunta no es dónde está el PP, sino dónde están ustedes, y con quién están», ha lanzado a la izquierda.

Por su parte, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, proponente de la iniciativa, ha abogado por que «todos los ciudadanos puedan vivir de la misma manera en cualquier país de Europa» y que «sus hijos sean reconocidos».

Sobre Madrid ha señalado que «es una de las ciudades donde más se reconocen y donde más se viven» los derechos LGTBI. «Tengo muchos amigos que salieron de sus pueblos para salir del armario. Esto tiene que promover que saquemos estos debates y que saquemos lo que pasa. ¿Qué es lo que está pasando en Polonia, en Hungría?», ha requerido a continuación.

En este punto ha pedido a la Corporación ponerse del lado «de la Unión Europea, de esas parejas… que se respete el derecho de la familia sea la familia que sea».

La concejala Aránzazu Cabello ha insistido en que Vox quiere «que se aplique el artículo 14 de la Constitución, donde no se puede insultar a nadie», puesto que «hay que respetar a las personas por lo que son». «No estamos de acuerdo con la ideología de género, porque sabemos que se produce una discriminación a otros por dar una discriminación positiva», ha añadido.

También ha cargado contra «los lobbies que ejercen de grupos de presión y se hacen representantes por una ideología que no comparten todos los LGTBI». Además, ha negado, tras hablar con compañeros de su partido en la Unión Europea, que en Polonia se estén estableciendo «zonas libres de LGTB».

ALEGATO «CON SABOR AMARGO»

La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Mar Espinar, ha reprochado a la vicealcaldesa que su «sentido alegato a favor del colectivo LGTBI tiene el sabor amargo de quien quiere mandar y no le dejan».

Le ha recomendado que «si se quiere diferenciar de PP y Vox en este sentido, lo tiene fácil», y es pedir a PP y Vox que «se sumen a la lucha». «Exíjalo… de eso se trata… de jugárselo por lo que usted cree. Bienvenida a esta lucha, pero póngase a la cola y no mantenga un gobierno que se sostiene con una formación hostil», ha lanzado.