Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 11:24

El Museo de Esculturas al Aire Libre: arte de primer nivel, debajo de un puente

Paseando por la Castellana te puedes llevar una sorpresa. En los lugares menos inesperados de la capital puedes encontrarte un pedazo de arte. Esto es lo que pasa bajo el puente Enrique de la Mata.

Aquí escondido está el Museo de Esculturas al Aire Libre de Madrid. Con tan solo pasear, podrás disfrutar de obras de artistas de primer nivel donadas para el disfrute de todos los madrileños. Descubre la historia de lo que fue un sueño del artista Eusebio Sempere.

UN PUENTE QUE UNE MADRID

Este Museo de Esculturas al Aire Libre de Madrid se encuentra en un lugar muy especial. El Puente Enrique de la Mata Gorostizaga es el hogar de estas esculturas. La historia detrás de esta construcción es muy curiosa.

Este puente se construyó en los años 50 para salvar el desnivel que existe en el paseo de la Castellana. Además de ello, también se creó para solucionar un gran problema que acababa de nacer en un Madrid que no paraba de crecer.

museo

El Este y el Oeste de Madrid estaban desconectados. Gracias al puente Enrique Mata, ambas zonas se pudieron unir. Y no solo eso, también nacía para conducir el tráfico que en aquel momento empezaba a ser un gran problema para los madrileños. Este puente es además la frontera entre los distritos de Salamanca y Chamberí.

Las barandillas de este puente son muy especiales. Están diseñadas por el artista Eusebio Sempere. En el diseño que él ideó se puede observar una gran cantidad de ‘S’ superpuestas formando círculos.

EL MUSEO QUE NACIÓ GRACIAS AL EMPEÑO DE UN ARTISTA

Eusebio Sempere sería la persona gracias a la que Madrid puede disfrutar de un Museo de Escultura al Aire Libre. Este artista se empezó en este proyecto y presentó su idea ante el mismo Ayuntamiento de la capital.

Corría entonces en año 1970 y España no estaba pasando su mejor momento. La política era todo un mar revuelto y la economía tampoco era la mejor. Sin embargo, Sempere solo tuvo que buscar en su agenda para poder llenar de arte este nuevo museo.

museo
Eusebio Sempere

Uno de los principales problemas para poder dotar de piezas interesante al Museo de Escultura al Aire Libre era la falta de dinero para poder adquirir las esculturas. Este escollo se solventó gracias a la donación de las piezas debido a la amistad de las artistas con Eusebio Sempere.

Una de las negociaciones más curiosas fue la de ‘Cabeza de Apollinaire’ de Pablo Picasso. La donación se estaba preparando con su viuda Jacqueline. Como esta tenía muy mala salud, al final no pudo llevarse a cabo y el Museo de Esculturas de Madrid se quedó sin esta obra del artista malagueño.

LA ‘SIRENA VARADA’ DE CHILLIDA Y SU ODISEA

Entre las 17 esculturas que ven la vida de los madrileños pasar por delante de sus ojos, hay una que destaca especialmente. Esta es la famosa ‘Sirena varada’ de Eduardo Chillida. Este artista de San Sebastián fue un escultor que destacó especialmente por sus trabajos en hierro y hormigón.

Muchos no saben que Eduardo Chillida también fue futbolista. En los años 40 fue jugador de la Real Sociedad. Llegó a disputar hasta 14 partidos. Sin embargo, abandonaría todo para volver a Madrid y estudiar arquitectura. También dejaría atrás este mundo y terminaría dedicando su trayectoria a la escultura y el dibujo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

museo
Sirena Varada de Chillida

La Sirena Varada’ de Chillida fue una obra muy polémica cuando se decidió instalar en este Museo de Escultura al Aire Libre de Madrid. Esta pesa más de 6 toneladas y se encuentra colgada de los pilares del mismo puente.

Aunque los arquitectos confirmaron que la estructura del puente podría albergar esta escultura, hubo una persona esencial que se opuso a su instalación. Este no era otro que el por entonces alcalde de Madrid: Carlos Arias Navarro.

Esta oposición hizo que ‘La Sirena Varada’ de Chillida se convirtiera en un símbolo político. Joan Miró también iba a donar una escultura a este museo al aire libre, pero se negaría a hacerlo hasta que la de Chillida no tuviera el lugar que se merece.

LAS JOYAS DEL MUSEO DE ESCULTURAS AL AIRE LIBRE DE MADRID

Este Museo de Esculturas al Aire Libre de Madrid es la casa de un total de 17 obras de arte. Todas ellas fueron donadas por sus propios autores. De esta manera, el Ayuntamiento solo tuvo que financiar la instalación y la creación del museo.

Aunque llevaba abierto desde el año 1972, lo cierto es que no pudo inaugurarse hasta 1979 por el conflicto que hubo con la famosa escultura de Chillida. Todas las obras cuentan con una iluminación especial para que por la noche también puedan ser contempladas.

‘Un món per a enfants’ de Andreu Alfaro

Entre las obras expuestas, además de la de Chillida o la de Miró destacan ‘Un món per a infants’ de Andreu Alfaro. Esta escultura formada por dieciséis barras de acero forma una especie de abanico que gira.

‘Mère Ubu’ es la escultura que Joan Miró se negó a donar hasta que no se instalara la de Chillida. Aquí representa a una mujer-pájaro, símbolo muy repetido en todas las obras de este artista catalán.

‘Mére Ubu’ Joan Miró

Pablo Palazuelo, Manuel Rivera, Gerardo Rueda, Alberto Sánchez, Pablo Serrano… son alguno de los nombres de los artistas que tienen el privilegio de ser expuestos en este especial Museo de Escultura al Aire Libre de Madrid. Que el arte este al alcance de cualquiera que pasee por las calles de la capital es toda una suerte para todos los madrileños.