Quantcast
domingo, 24 octubre 2021 11:16

El Pabellón de los Hexágonos: la joya abandonada de la Casa de Campo que busca resucitar

La Casa de Campo guarda en su interior numerosos secretos que aún hoy esperan ser descubiertos, o al menos, redescubiertos. Es el caso del protagonista de hoy: el Pabellón de los Hexágonos.

La obra de arquitectura que deslumbró al mundo en la Exposición Universal de Bruselas en el año 1958, hoy yace abandonada en mal estado buscando una segunda oportunidad que parece que nunca llega. Esta es su historia y el futuro que le espera a este lugar olvidado.

UNA OBRA QUE MARAVILLÓ AL MUNDO ENTERO

En los años 50, España se encontraba envuelta en el más profundo oscurantismo. La autarquía y el aislamiento impuesto por los primeros años de la dictadura de Francisco Franco hacían de nuestro país un territorio totalmente ajeno a las tendencias internacionales.

Sin embargo, en el año 1958 se celebró en Bruselas la Exposición Universal. En esta importante feria de la innovación, la arquitectura tenía un papel importante. España era representada por dos jóvenes arquitectos: José Antonio Corrales y Ramón Vázquez Molezún.

Pabellón de los hexágonos
Pabellón de España en la Expo. de Bruselas

Aquí presentaron su innovador proyecto. Este era un pabellón formado por piezas hexagonales a modo de paraguas. Su sencillez y practicidad enamoró al jurado hasta tal punto que le otorgaron el primer premio.

El Pabellón de los Hexágonos en la Exposición Universal de Bruselas quedó por delante de otros edificios tan emblemáticos como el famoso Atomium que hoy es símbolo de esta ciudad europea.

ASÍ ES EL PABELLÓN DE LOS HEXÁGONOS

El Pabellón de los Hexágonos que presentaron Corrales y Vázquez a la Exposición Universal de Bruselas tenía que cumplir con dos condiciones. La primera de ellas era que fuera desmontable y que respetara el arbolado del lugar donde se fuera a instalar.

Este está formado por una serie de paraguas invertidos formados por cristales, como si fuera árboles de luz. De esta manera, la iluminación natural es una de las protagonistas de esta composición arquitectónica. También su adaptabilidad, pues no todos son de la misma altura.

Pabellón de los Hexágonos
Pabellón de los Hexágonos

Aunque existió una ampliación posterior, este pabellón llegó a contar con 130 paraguas de forma hexagonal que miden 2,95 metros de lado. Lo de usar hexágonos no es casualidad. Esta forma es muy usada en la arquitectura pues, matemáticamente, es la mejor manera de aprovechar el espacio. Solo hay que mirar cómo las abejas construyen sus panales.

SU LLEGADA A MADRID

La practicidad y adaptabilidad que le otorgó el premio en Bruselas permitió que el Pabellón de los Hexágonos pudiera ser trasladado sin problema hasta Madrid para ser instalado en la capital.

Una vez aterrizó, se intentó buscarle un lugar idóneo. Entre las opciones se encontraban una de las terminales del Aeropuerto de Barajas. También el Parque de El Retiro o uno de los jardines de Nuevos Ministerios.

Pabellón de los Hexágonos
Pabellón de los Hexágonos

Finalmente, el lugar elegido fue la Casa de Campo. Tras su instalación, bajo el amparo de estos originales paraguas hexagonales se empezaron a celebrar las Ferias de Campos de las asociaciones sindicales del franquismo.

Cuando Franco murió, estas fiestas se dejaron de celebrar. El Pabellón de los Hexágonos de la Casa de Campo pasó a ser una de las dependencias del Ministerio de Agricultura. Después, caería en el olvido.

EL PABELLÓN DE LOS HEXÁGONOS BUSCA UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

El Pabellón de los Hexágonos fue poco a poco cayendo en el olvido hasta tal punto que pasó a formar parte de la red de edificios abandonados en Madrid. Los materiales se empezaron a deteriorar y su aspecto brillante y monumental fue tapado entre los matorrales de la Casa de Campo.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid, consciente de su valor arquitectónico tiene un plan para poder resucitar su impronta. En el año 2019, se inició una reforma en el que, la primera fase, era identificar los problemas que hacen peligrar esta estructura.

El Pabellón de los Hexágonos, en la actualidad

Tras esto, la idea del consistorio madrileño es recuperar este espacio para convertirlo en un gran museo dedicado a la arquitectura española del siglo XX. Sin embargo, la pandemia ha atrasado este proyecto que aún espera ser recuperado.

El Pabellón de los Hexágonos de Madrid es el reflejo de un Madrid que buscaba expandir horizontes. El Ayuntamiento busca recuperar aquel brillo que deslumbró en Bruselas y que hoy busca volver a maravillar a todos los madrileños que decidan pasar la tarde la Casa de Campo.