Quantcast
lunes, 6 diciembre 2021 23:42

Una exposición de Arroyomolinos muestra el contraste entre la vida y la muerte en pandemia

Es un hecho que la pandemia nos ha cambiado la vida. Por este motivo, será muy difícil olvidar todo lo que ha supuesto esta etapa de nuestra historia. Arroyomolinos ha querido mostrar la importancia de todo ello con una exposición fotográfica.

La Sala de Exposiciones del Auditorio Municipal acogerá hasta el próximo 26 de septiembre la muestra ‘El contraste entre la vida y la muerte a un solo paso: COVID19’, de la artista Natalia García.

LA MIRADA DE NATALIA GARCÍA

Natalia García es una artista que reside en Arroyomolinos. Ella tuvo que pasar el mes de abril de 2020, uno de los más duros de la pandemia, en el Hospital de Getafe.

Esta fotógrafa cargó con su objetivo y su cámara para poder captar la esencia más humana de este momento histórico tan duro. Aquí se muestra el lado más humano de esta terrible época.

La vida y la muerte quedan inmortalizadas en las fotografías de Natalia García. Ella ha sabido contar historias reales que servirán como testimonio para todos aquellos que en un futuro no hayan pasado por estas situaciones.

DISFRUTA DE ESTA EXPOSICIÓN EN ARROYOMOLINOS

La alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, se ha acercado a la inauguración de esta nueva muestra. «Es increíble cuánto compromiso, cuánta pasión, cuánta sensibilidad…» ha explicado la regidora.

«Espero que todos nuestros vecinos saquen todas las lecturas, las lecciones de vida y los mensajes que nos da Natalia en cada una de sus fotografías», ha querido destacar Millán.

Esta exposición de título ‘El contraste entre la vida y la muerte a un solo paso: Covid-19’ puede visitarse en la Sala de Exposiciones del Auditorio Municipal de Arroyomolinos.

El horario para poder disfrutar de la sensibilidad de estas fotografías será de lunes a viernes de 9 a 21h y los sábados por la mañana de 9 a 14h, hasta el próximo 26 de septiembre.

LA PANDEMIA QUE CAMBIARÍA TODO

Hace poco más de un año nadie había oído hablar de mascarillas, gel hidroalcohólico o curva de incidencia. Nadie esperaba a principios de marzo todo lo que nos iba a cambiar la vida.

Pasamos meses encerrados y empezamos a valorar con creces cosas tan sencillas como el poder disfrutar de un abrazo o de un paseo por el parque. Nada volvió a ser lo que era.

Ahora toca luchar para que todo aquello quede en un mal recuerdo. La mirada de esta artista de Arroyomolinos será la encargada de inmortaliza este hecho histórico para que, en un futuro, podamos recordar que hubo un tiempo en el que lo más preciado volvió a ser la libertad.