Quantcast
lunes, 27 septiembre 2021 20:37

Los Bomberos madrileños enviarán media tonelada de material deportivo a niños de la Amazonia

El Ayuntamiento de Madrid, a través de su Cuerpo de Bomberos, ha organizado el envío de media tonelada de material y ropa deportiva destinado a niños y jóvenes de entre 7 y 17 años de colegios y orfanatos de una zona especialmente desfavorecida de la Amazonia peruana, la región de Loreto, con el objetivo de que puedan disfrutar jugando al futbol o al baloncesto en condiciones dignas, fomentando el deporte en ese entorno y mejorando su calidad de vida.

La portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha amadrinado el proyecto ‘De Deportista a Deportista’ en el que colaboran varias entidades educativas y deportivas, ONG, empresas e instituciones de España y Perú: el APA del Colegio Virgen de Atocha, las fundaciones Atlético de Madrid y LaLiga, Mensajeros de la Paz, Air Europa, Junior Freight Forwarding, los bomberos de Lima y las alcaldías de los municipios peruanos de San Juan Bautista y de Belén.

«Es importante estar presentes en proyectos de cooperación donde se nos demande ayuda. Si con él podemos contribuir a ser el detonante de una sonrisa, de la alegría de estrenar una camiseta, de poder dar una patada a un balón con unas zapatillas nuevas en lugar de con los pies descalzos, si podemos hacerles olvidar por un instante las carencias a las que se enfrentan cada día, este proyecto habrá sido un gran éxito», ha recalcado.

Entre el material deportivo donado destaca equipaciones completas de patalón y camisetas de fútbol y baloncesto, botas, calcetines, balones, entre otros. Según el Ayuntamiento, la pandemia se ha cebado con las regiones de la Amazonia, especialmente las más desfavorecidas donde el Consistorio trabaja desde hace 25 años para el abastecimiento de agua potable y donaciones de medios técnicos.

SOLIDARIDAD DE NIÑOS Y BOMBEROS

La presidenta del AMPA del Colegio Virgen de Atocha ha agradecido a todos los que han apoyado esta iniciativa que empezó de forma «sencilla». Las equipaciones que han entregado estaban nuevas y guardadas y pensaron en dársela a otras personas para que pudieran utilizarlas.

En esta línea, los padres quisieron que sus hijos tuvieran un compromiso de solidaridad al vivir en una «mejor situación», por lo que fueron quienes entregaron un total de 300 equipaciones, incluido balones de fútbol. «Hemos conseguido hacer todo este mar y que han podido cruzar el charco hasta Perú», ha expresado.

El «hilo conductor» de este proyecto ha sido la sociedad benéfica de Bomberos que tiene más de 120 años. Su representante, José María Grande, ha asegurado que con esta iniciativa esperan fomentar el deporte, que sean competitivos, solidarios y mejorar su calidad de vida. «La unión hace la fuerza entre fundaciones», ha expresado.