Quantcast
domingo, 19 septiembre 2021 14:05

Deléitate con las tartas de queso más cremosas de Madrid

La tarta de queso es uno de los postres más populares de nuestra gastronomía. Un clásico entre las recetas para poner el broche de oro a comidas familiares, y muy presente en las cartas de restaurantes de todo tipo.

No podemos hablar de una receta canónica, pues la elaboración de las tartas de queso permite el uso de muchas técnicas y toques personales por parte del cocinero, desde los tipos de queso que se utilizan hasta el tipo de cocción utilizados o las texturas finales. 

Y una delicatessen así, ¿cómo no va a tener su propio concurso?

Este recibe el nombre de I Concurso de la Mejor Tarta de Queso de Madrid, y ha sido organizado por la Asociación de Cocineros y Reposteros (Acyre) de Madrid. Todos los participantes tenían que utilizar, al menos, dos ingredientes con el distintivo M Producto Certificado de la Comunidad de Madrid

Y aprovechando la reciente celebración de este certamen, hemos creado una lista que incluye -por supuesto- la mejor tarta de Madrid y otras que tampoco se quedan atrás.

Poncelet Cheese Bar

Deléitate con las tartas de queso más cremosas de Madrid
Deléitate con las tartas de queso más cremosas de Madrid

Si te gusta el queso y quieres darte un capricho, este es tu sitio, porque es el rey indiscutible de la carta. Se puede comprobar en su menú, el cual cuenta con 150 opciones que incluyen platos con este ingrediente.

El chef del restaurante Poncelet Cheese Bar se ha llevado la victoria de esta primera edición, que encumbra al postre más demandado de nuestro país. Su nombre es Carlos Sierra y prepara una tarta de queso de morirse del gusto.

Se trata de una creación a base de una mezcla de dos quesos de cabra: queso de cabra de la Vega de San Martín y queso azul de cabra Harbourne Blue, además de huevos frescos camperos de Madrid, nata, azúcar y mantequilla de cabra.

Todo ello sobre una deliciosa base de galleta María, con un crumble de pistachos y acompañado por un suculento helado de caramelo violeta. ¿Se te ocurre un bocado dulce más madrileño?

Encontrarás el cielo en la calle de José Abascal 61, al lado de Gregorio Marañón.