Quantcast
viernes, 30 julio 2021 15:54

Madrid Nuevo Norte contará con una planta que recuperará el 92% de los residuos de las obras

Las obras de Madrid Nuevo Norte empiezan a coger forma y para ello se instalará en la zona una nueva planta de tratamiento de residuos a principios de 2023. Será una infraestructura temporal y móvil de 38.000 metros cuadrados. El objetivo de esta planta es recuperar el 92% de lo que se genere durante los trabajos para reutilizarlos como materiales de construcción de este gran proyecto urbanístico.

La nueva planta se ubicará junto al Centro de Negocios de Chamartín, entre la estación de Chamartín Clara Campoamor y el barrio de las Tablas. Esta infraestructura acogerá diferentes tipos de residuos como hormigón, ladrillos, materiales cerámicos y metálicos, mezclas bituminosas, plásticos, maderas, tierras y piedras, así como todo tipo de restos de residuos.

Su consecución atraerá a la capital una inversión de 20.000 millones de euros a la Comunidad 

El proyecto Madrid Nuevo Norte es en la actualidad el mayor proyecto de regeneración urbana del sur de Europa. Su consecución atraerá a la capital una inversión de 20.000 millones de euros a la Comunidad de Madrid y generará 350.000 nuevos empleos.

ASÍ CAMBIARÁ EL NORTE DE MADRID

En el distrito norte de la capital se van a erigir 10.500 viviendas, el 20% de ella serán de protección oficial. También se van a construir dos nuevos centros de salud, seis colegios, una residencia de mayores, así como complejos deportivos y culturales.

Asimismo, se llevará a cabo en la zona un gran proyecto hidráulico, que
impulsará Canal de Isabel II, y que actuará sobre seis infraestructuras estratégicas que abastecerán de agua a la población durante la creación de este nuevo desarrollo urbano sostenible.

También se prolongará y mejorará la línea 10 de metro con tres nuevas estaciones con el objetivo de conectar la zona con el transporte público madrileño. También se va a construir un nuevo intercambiador subterráneo de transportes en Chamartín.

Además, se van a crear 400.000 metros cuadrados de zonas verdes que se articularán alrededor del gran Parque Central que se erigirá sobre las viejas vías de la estación de Chamartín. La cubrición de las mismas comenzará a finales de este año dando pistoletazo de salida al proyecto de regeneración urbana que cambiará Madrid para siempre.