Quantcast
martes, 3 agosto 2021 0:00

Martínez-Almeida suspende en plan de aparcamientos disuasorios por falta de eficacia

Suspendido temporalmente, así queda el plan de aparcamientos disuasorios del Ayuntamiento de Madrid. La poca eficacia y las quejas vecinales ante estos equipamientos han hecho que el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, haya decidido acabar con este proyecto municipal que tenía como objetivo aminorar el tráfico en el centro de Madrid.

No se están cumpliendo las previsiones de los estudios de movilidad que se hicieron en la legislatura anterior y que justificaban la ejecución de este programa de estacionamientos disuasorios”, ha asegurado el primer edil madrileño. De esta forma el alcalde cree que es “prudente, razonable y de sentido común” suspender la construcción de estos aparcamientos gratuitos.

Asimismo, Martínez-Almeida ha informado que se van a realizar nuevos estudios para evaluar la eficacia y la practica de estos aparcamientos disuasorios que actualmente permanecen prácticamente vacíos. “Vamos a evaluar los efectos, las consecuencias y garantizar a los vecinos que la ejecución de los estacionamientos disuasorios no les va a generar molestias, ni inquietudes, ni incomodidades”, ha apuntado el regidor capitolino.

LOS VECINOS DE TRES OLIVOS SOBRE EL PARKING: “ES UN SINSENTIDO QUE CUESTA 15M€”

Los vecinos de Tres Olivos y Montecarmelo se plantan en contra de la construcción del aparcamiento disuasorio de Tres Olivos. Este parking, que contará con 455 plazas y costará 15 millones de euros, es una de las medidas impuestas por el Ayuntamiento de Madrid para disuadir el tráfico dentro de la ciudad. Sin embargo, los vecinos de este distrito del norte de Madrid creen que es “un auténtico sinsentido que colapsará aún más las salidas y entradas en horas punta de los barrios de Montecarmelo y Tres Olivos”.

Los vecinos también achacan que con esta decisión municipal Tres Olivos vaya a ser un foco de humos, coches, pelotazos

El portavoz de la Plataforma Contra el Aparcamiento de Tres Olivos, Javier Gómez, ha indicado que estas zonas “ya vienen sufriendo además desde hace años el ingente tráfico que sufre la carretera M607 en su entrada a la ciudad de Madrid y al parque empresarial del vecino barrio de Las Tablas, donde se ubica un buen número de grandes empresas españolas que generan cerca de 100.000 desplazamientos diarios”.

Los vecinos también achacan que con esta decisión municipal Tres Olivos vaya a ser un foco de humos, coches, pelotazos y creen que afectará a la calidad del aire del barrio. Además, lamentan que no se haya consultado a las personas del barrio que van a padecer primero las obras y luego los atascos, el ruido y la contaminación.

No obstante, a pesar de las quejas vecinales, el aparcamiento disuasorio se empezará a construir el 1 de noviembre de 2021 y estará listo a principios de marzo de 2023. Este estacionamiento se erigirá sobre una parcela municipal situada en la avenida del Campo de Calatrava 2, junto a la salida de metro de Tres Olivos.

La construcción de este estacionamiento ha provocado que la vecindad de Tres Olivos se haya manifestado el pasado fin de semana para evitar que este plan municipal se lleve a cabo. La marcha comenzó a mediodía en la salida de metro de Tres Olivos, recorrió varias calles del barrio y finalizó en la zona verde en la que se erigirá el nuevo equipamiento municipal. La protesta se produce “pocos días después que el concejal-presidente del distrito, Javier Ramírez (PP), prohibiera la ubicación de mesas informativas solicitadas por los vecinos con el fin de dar a conocer la naturaleza y características de este equipamiento”.

El portavoz de la Plataforma Contra el Aparcamiento de Tres Olivos y presidente de la Asociación Vecinal de Barrio de Montecarmelo, Fernando Mardones, ha recordado que el concejal alegaba en su notificación de rechazo que estas tres mesas “no suponían un interés general” en un aparcamiento “que tiene un coste de 15 millones de euros”. Cabe destacar que este parking disuasorio, junto con el de Villaverde, es uno de los más caros que va a construir el Ayuntamiento de Madrid.

La Plataforma viene denunciando no sólo el impacto medioambiental de la medida, con mayores emisiones y la construcción en una zona verde, sino la falta de una actuación paralela en la mejora del transporte público y de las infraestructuras viales. Además, el equipo jurídico de la Asociación Vecinal de Barrio de Montecarmelo ha anunciado que está preparando “el oportuno recurso de reposición ante este ataque a los derechos y libertades democráticas”.