Quantcast
lunes, 2 agosto 2021 22:45

Colmenar Viejo ofrece un menú escolar gratuito para los niños durante las vacaciones

La Concejalía de Educación está coordinando con los centros educativos el protocolo de información e inscripción de alumnos al servicio de menú escolar para recoger durante el periodo no lectivo de verano y hasta el comienzo del nuevo curso.

El servicio, sufragado por el Ayuntamiento, está destinado a los 5.275 alumnos empadronados en la localidad y que cursan Segundo Ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria, según fuentes consultadas del consistorio. Y principalmente, busca garantizar que los niños que cuentan con con esta ayuda para el pago del servicio comedor durante el curso por evaluación y valoración de Servicios Sociales, y que durante el último curso suman 180, puedan tener continuidad en la cobertura de esta necesidad básica durante los meses no lectivos, permitiéndoles mantener una dieta adecuada.

Tal y como señalan fuentes del concejo, esta iniciativa surgió como consecuencia de la pandemia y la gran acogida que tuvo el servicio para las familias que se implantó el 12 de marzo de 2020, con la suspensión de clases en la educación madrileña como medida de contención del COVID-19, y gracias al que 185 alumnos pudieron recibir un menú sin costes hasta el inicio del curso en septiembre.

“Esta pandemia sigue dejando complicadas situaciones sociales a las que tratamos de dar respuesta para que nadie se quede atrás. Con este servicio de menú escolar para llevar durante el periodo no lectivo de verano, vamos a contribuir en gran medida a cubrir las necesidades nutricionales de niños que cuentan con gratuidad en el comedor durante el curso por prescripción de Servicios Sociales. Evitamos que las vacaciones escolares supongan para estas familias un gasto extra en alimentación”, explica el concejal de Educación, Agustín de la Fuente Jiménez.

Quien ha añadido que: “hemos contratado un menú equilibrado, diseñado y supervisado por profesionales con formación acreditada, que al repartirse en línea fría garantiza el buen estado de los alimentos”.

El servicio se prestará desde el 25 de junio y hasta el arranque del curso escolar, el 7 de septiembre, de lunes a viernes, a las 13:00h. Este año, el despacho de menús se realizará en las instalaciones del comedor del CPB Soledad Sainz y, para mantener las distancias de seguridad y evitar aglomeraciones, se contará con el apoyo de auxiliares de control de la plantilla municipal. Cabe señalar que el municipio cuenta con nueve centros públicos, 2 concertados y uno de educación especial.

MENUS VARIADOS, EQUILIBRADOS Y ADAPTADOS

Las familias que tienen concedida la ayuda de comedor durante el periodo lectivo deben informar en su centro escolar que están interesados en continuar con el servicio durante los meses de verano para que desde la Concejalía se tenga en cuenta su petición.

La empresa responsable del servicio servirá, mediante línea fría, el menú que se ha elaborado en sus cocinas centrales horas antes (constará de primer plato, segundo con guarnición, postre y pan), y estará diseñado y supervisado por profesionales en nutrición y dietética para garantizar que sean variados, equilibrados y adaptados a las necesidades nutricionales de cada grupo de edad. Teniendo en cuenta las especificaciones de los alumnos, también se elaborarán menús adaptados acordes a indicaciones médicas, en función de alergias e intolerancias, o con restricciones por motivos religiosos.

Los platos estarán envasados en barquetas individuales desechables, 100% reciclables y aptas para su uso en microondas, etiquetadas con los ingredientes y alérgenos, condiciones de conservación, fecha preferente de consumo… y se entregarán en bolsas biodegradables.

Además de este servicio de menú, las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad pueden acceder a las gratuidades de los campamentos de verano del municipio (urbano, musical, multiaventura y montaña), ya que desde Servicios Sociales tienen disponible una ayuda para sufragar los gastos.