Quantcast
miércoles, 23 junio 2021 23:52

El Museo de Ciencias Naturales de Madrid: uno de los más antiguos del mundo

El Museo Nacional de Ciencias Naturales custodia en su interior más de 6 millones de especies animales y vegetales. Escondido en el paseo de la Castellana, este templo del saber guarda en su interior tesoros ya desaparecidos.

Lo que empezó como un capricho de Carlos III, hoy se ha convertido en uno de los Museos de Ciencias Naturales más antiguos del mundo. Conoce la historia de este emblemático centro antes de hacerle una visita.

CARLOS III Y SU AMOR POR LAS CIENCIAS NATURALES

Con la llegada de la ilustración a España, las ciencias empezaron a tomar un papel protagonista en la vida cultural del país. Carlos III, el monarca napolitano, era consciente de ello.

Por este motivo, el “mejor alcalde de Madrid” decidió construir en Madrid un complejo dedicado en exclusiva a las Ciencias Naturales. Este se haría en el actual Museo del Prado.

Así nace el Real Jardín Botánico, el Real Observatorio Astronómico y el Real Gabinete de Historia Natural. Este último nunca albergaría nada relacionado con las Ciencias Naturales y acabaría convirtiéndose en el Museo del Prado.

Museo de Ciencias Naturales
Antigua sede del Museo de Ciencias Naturales de Madrid

Ya había un pequeño museo de Ciencias Naturales en Madrid. Este data del siglo XVII y se encontraba en el Palacio del Conde de Saceda, en el número 13 de la calle Alcalá.

Este museo estaba formado por una colección que le habían comprado a un comerciante español en Perú, Pedro Franco Dávila. Compartía sede con la Real Academia de San Fernando. En el piso de abajo estaban los pinceles y en el de arriba, la naturaleza.

EL IMPONENTE EDIFICIO DEL MUSEO DE CIENCIAS NATURALES

En 1895 se traslada al edificio que hoy ocupa la Biblioteca Nacional, en la plaza de Colón. Los fondos se comenzaron a repartir, naciendo de él tres nuevos museos: el Arqueológico, el antropológico y el Museo de América.

Finalmente, ya en el año 1907, el Museo Nacional de Ciencias Naturales acabaría en la sede que hoy ocupa, en el Palacio de Industria y de las Artes en el Paseo de la Castellana.

Museo de Ciencias Naturales Madrid
Museo de Ciencias Naturales de Madrid

Este edificio está construido con ladrillo y hierro. En su fachada contiene unos motivos cerámicos que casi han desaparecido. Cuando pasas por la puerta no deja a nadie indiferente.

La idea es que este lugar dedicado a la naturaleza estuviera rodeado de jardines, pero lo cierto es que no se consiguió. Edificios anexos empezaron a crecer a su alrededor.

LA ESCUELA TECNICA SUPERIOR DE INGENERIA INDUSTRIAL

El Museo Nacional de Ciencias Naturales comparte sede con la Escuela Técnica Superior de Ingenieria Industria. Este centro pertenece a la Universidad Politécnica de Madrid.

En su momento, este museo llegó a compartir sede, además de con esta escuela, con el Museo del Traje, un Cuartel de la Guardia Civil y el Instituto Torres Quevedo.

Traslado de un elefante al Museo de Ciencias Naturales en 1930

Durante la Guerra Civil el edifico sufrió muchos desperfectos. Tan fuerte fue el efecto de la contienda, que el Museo de Ciencias Naturales no se recuperó hasta la década de los 80, cuando vuelve a abrir al público.

Además de pérdidas materiales, durante esta guerra fraticida, este museo perdió parte de su colección. Esta perdida irreparable es algo que seguirá en la memoria de los españoles a lo largo de la historia.

LA IMPORTANTE COLECCIÓN DE ANIMALES DEL MUSEO DE CIENCIAS NATURALES

Este museo es toda una oda en la naturaleza. En su interior guarda una muestra de un total de 6 millones de ejemplares tanto animales como vegetales.

La colección se divide en tres grandes bloques. El primero de ellos está dedicado a la Historia Natural. Otro se centra en exclusiva en el Mar Mediterráneo. El último de ellos es un homenaje a la historia del propio museo.

seis millones de ejmplares de flora y  fauna

Invertebrados, aves, mamíferos.. todos los animales que puedas recordar los podrás encontrar aquí. También hay esqueletos de grandes mamíferos como elefantes, entre ellos, uno muy famoso para los madrileños.

El diplodocus de Alfonso XIII

Además, una de las grandes joyas del Museo de Ciencias Naturales es su muestra de animales prehistóricos ya extinguidos. Aquí podrás ver un megateno original, así como un diplodocus que le regalaron al mismo Alfonso XIII.

UNA CASA PARA LA CIENCIA Y LA INVESTIGACIÓN

En la actualidad, el Museo Nacional de Ciencias Naturales pertenece al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La ciencia y la investigación tienen un lugar privilegiado aquí.

El objetivo que tiene este centro es sin duda la divulgación de las ciencias naturales entre la gente de a pie. No hace falta ser un erudito en botánica y zoología para poder disfrutar de un lugar tan genuino como este.

El Museo de Ciencias Naturales abre de martes a viernes de 10 a 17h. Los Sábados y domingos permanece abierto de 10 a 20h. El precio varía, pero ronda entre los 3,5€ a los 7€, aunque es gratuito los domingos por la tarde.

En medio de una ciudad tan urbana como Madrid, disfrutar de la naturaleza a veces parece todo un lujo. En plena Castellana podrás viajar por todos los rincones del mundo con tan solo mirar las vitrinas del Museo Nacional de Ciencias Naturales.