Quantcast
miércoles, 23 junio 2021 23:27

El Museo de EMT de Madrid reabre sus puertas recogiendo 75 años de historia

El Museo de la EMT de Madrid vuelve a abrir sus puertas este sábado, 15 de mayo, para que los visitantes puedan conocer de cerca sus 44 vehículos históricos y otros elementos expositivos que forman parte del patrimonio del transporte madrileño.

En las instalaciones de este museo, ubicado en el Centro de Operaciones de Fuencarral de la EMT, los visitantes podrán admirar vehículos tan emblemáticos como los autobuses de dos pisos Guy Arab del año 1947 y Leyland Titan, de 1957, dos joyas históricas del transporte madrileño.

También tendrán ocasión de ver el primer modelo articulado que prestó servicio en Madrid: el Pegaso 6035-A del año 1966, al igual que el primer microbús que transitó por la ciudad, un Pegaso Sava 5720 de 1976.

Además de otros modelos propulsados por hidrógeno y gas natural que fueron pioneros circulando por las calles de Madrid, el Museo de la EMT ha incorporado el primer minibús eléctrico que prestó servicio en los barrios céntricos, el modelo ‘Gulliver’ del fabricante Tecnobús.

Además de todo el material móvil conservado, los visitantes podrán contemplar maquinaria antigua, uniformes y otros elementos propios del funcionamiento diario de la EMT, paradas y marquesinas antiguas, maquetas, asientos de tranvías y autobuses y planos y mapas de distintas épocas, entre otros elementos de interés que despertarán muchos recuerdos de la infancia en los visitantes.

El museo abrirá los sábados hasta el 26 de junio. Las visitas están programadas en tres pases 10 horas, 11.30 horas y 13 horas. La entrada será gratuita para todos los públicos mediante reserva previa a través de la web del museo.

RECUPERACIÓN Y RESTAURACIÓN

Desde 1990, la EMT se ha implicado activamente en preservar una unidad de cada modelo de vehículo que se retiraba del servicio con el objetivo de ir reuniendo una colección del patrimonio móvil histórico de la compañía, germen del actual museo.

Esos primeros vehículos se unieron a otra colección de modelos históricos que ya se habían conservado anteriormente, algunos de los cuales estaban dispersos por la geografía española hasta que recalaron en Madrid y, desde entonces, el número de vehículos y elementos expositivos del museo ha ido creciendo de forma paulatina.

El Museo de la EMT ocupa una superficie de unos 5.000 metros cuadrados en el antiguo Taller General del Centro de Operaciones de Fuencarral, una nave edificada en 1959 que, en sí, tiene un gran interés arquitectónico por tratarse de uno de los pocos ejemplos de edificio industrial del Madrid de los 60 que aún permanece en uso.