Quantcast
martes, 18 mayo 2021 9:13

Iglesias denuncia en comisaría amenazas e insultos en un presunto chat policial

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha presentado una denuncia en la comisaría del Congreso de los Diputados contra los integrantes de un presunto chat policial en redes sociales en el que vierten insultos y amenazas contra él y su entorno familiar.

En la denuncia, se dirige contra los participantes del grupo en Facebook ‘Primavera Española del CENEPE’ y que estaría compuesto, según relata en su escrito, por 15.000 miembros, todos ellos presuntamente integrantes de las Fuerzas y Seguridad del Estado.

Concretamente, se recogen insultos como ‘hijo de la gran puta, escoria, rata basura… No digo lo que haría contigo porque voy abrochado, cerdo’, ‘Pues yo follaría a su mujer’, ‘Y siempre será el parásito amigo de terroristas’ o ‘Quien siembra vientos recoge tempestades’.

También recoge otros mensajes como ‘Se las ha mandado a la que pintó la sede de Podemos (…) No saben qué hacer para rascar más votos y crispar a la gente, son basura”.

Tras tener conocimiento de estos hechos, Iglesias ha interpuesto una denuncia en la Comisaría para que se investiguen a los integrantes de este grupo, que ya habrían sido investigados en otras ocasiones, por su presunto “carácter organizado” para “realizar amenazas y apología del terrorismo”.

Además, alude a que estos comentarios podrían incurrir en un delito de injurias, amenazas y calumnias especialmente graves por proceder de presuntos agentes de la autoridad policial.

FOMENTAN ODIO Y VIOLENCIA

También plantea que las “graves comentarios y amenazas” contra su entorno proceden de un “gran número de integrantes” y están dirigidos “para que públicamente fomenten, promuevan o inciten de manera directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia” por “razones de ideología o posicionamiento político, en una escala de agresividad que rebasa ya la vulneración de los derechos contra el honor”.

Sobre todo por personas que ostentan la autoridad policial y pueden suponer un “riesgo de quiebra de los principios básicos de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad” previsto en la actual ley orgánica que regula su actuación.

Finalmente, solicita que se practiquen las diligencias necesarias para abrir una investigación que esclarezca la posible comisión de delitos, se identifiquen a los autores de estos comentarios y se dé traslado de la denuncia también a la Fiscalía.