Quantcast
martes, 18 mayo 2021 11:13

El IMDEA crea un sistema de reciclado de baterías eléctricas que permite su reutilización

Investigadores del Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA) en Energía de la Comunidad de Madrid han desarrollado un novedoso sistema de reciclado de baterías eléctricas para alargar su vida útil, al tiempo que acabar con los residuos que genera el fin de su actividad.

En concreto, han diseñado un prototipo que permite la extracción de los electrodos semisólidos de las baterías cuando ya han agotado su utilidad y su recarga con electrodos nuevos sin tener que destruir el resto de la batería.

Esta técnica, para la que ya se ha solicitado patente, permitiría la reutilización continuada de la batería simplemente sustituyendo el material del electrodo o conductor eléctrico, al tiempo que evitaría su trituración.

Hasta ahora, todos los procesos de reciclaje se basan en triturar las baterías y, a continuación, extraer de forma selectiva sus componentes en sucesivas etapas de separación.

Frente a ello y una vez comprobada la eficacia del nuevo prototipo, el IMDEA Energía pretende escalar este proyecto a nivel industrial y que pueda convertirse en una solución para el problema del reciclado de las baterías eléctricas en un momento de alto desarrollo de este tipo de almacenamientos.

En este sentido, el objetivo es dar respuesta al aumento de la fabricación de coches eléctricos y la implantación de políticas destinadas a promover la transición hacia un sistema energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Esta iniciativa es una de las más visibles dentro de un amplio estudio que el IMDEA está realizando sobre el ciclo de vida de las baterías, pionero en toda Europa, que pretende analizar las mejores vías para la sostenibilidad en la producción, utilización y reciclaje de estos elementos.

El objetivo es la evaluación de estrategias de economía circular para la gestión de baterías de tracción, incluyendo el análisis tecnoeconómico y de sostenibilidad de este tipo de sistemas.

Se trata, por un lado, de utilizar modelos de ciclo de vida de baterías de manera prospectiva, así como de hacer simulaciones de procesos de reciclaje para saber qué potencial tiene la recuperación de materiales.