Quantcast
domingo, 9 mayo 2021 14:34

Un accidente en una fundición de Getafe provoca la alarma entre los vecinos

Un accidente durante unas tareas de mantenimiento en una fundición en Getafe ha provocado la alarma entre los vecinos que residen en las proximidades al originarse una columna de denso humo negro.

Por ello, la Plataforma de Afectados por Corrugados ha exigido explicaciones en un comunicado al Ayuntamiento de Getafe y a la Comunidad de Madrid después de que este lunes, hacia las 17,00 horas, “Corrugados, la tercera industria más contaminante de Madrid, haya estado liberando sin control durante aproximadamente una hora enormes columnas de humo de color negro”.

Al respecto, han señalado que “decenas de vecinos, a través de grupos de Whastapp y redes sociales, han alertado con fotos y vídeos del humo que salía de la fundición cada vez más oscuro y del olor que empezaba a emanar minutos después de las 17,00 horas” y que se notaba en los barrios cercanos de Juan de la Cierva y de Los Molinos.

“Olores insalubres a metal que han provocado que, una vez más, abrir las ventanas de las viviendas cercanas haya sido imposible, mientras desde el Ayuntamiento nos informaron que un accidente durante unas tareas de mantenimiento ha originado el humo”, han apuntado.

Desde la Plataforma han asegurado que “esta es la gota que colma el vaso, después de años denunciando la necesidad de endurecer la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que controla y regula la actividad de esta fundición”.

A su juicio, Corrugados es una industria “incompatible con la vida urbana que tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento de Getafe han permitido que se desarrollara a 200 metros de la metalúrgica, con barrios completos, colegios, mercados, parques y viviendas, condenados a sufrir la contaminación constante, olores insalubres y el ruido insoportable que genera y que ha quedado probado en la denuncia de un vecino aceptada por Fiscalía”.

Por último, han destacado que la salud de los vecinos de Getafe “está en juego”, por lo que han exigido saber qué consecuencias va a tener para el medioambiente y para la salud “las emisiones contaminantes que se han liberado sin ningún tipo de control sobre nuestros barrios”.