Quantcast
jueves, 6 mayo 2021 13:48

Polémica en Pinto por el izado de una bandera republicana en el Ayuntamiento

El PP de Pinto ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil contra la iniciativa del Gobierno local (PSOE, Podemos y Unidas Pinto) de izar la bandera republicana, un acto previsto mañana, 14 de abril, para lo que se realizaron invitaciones a todos los Grupos municipales.

Los ‘populares’ han anunciado que, si el alcalde, Diego Ortiz (PSOE), no desiste de la iniciativa, interpondrá “una demanda en la que se solicite medidas cautelarísimas a fin de que sea la justicia la que impida una celebración ofensiva para miles de ciudadanos”.

Según la denuncia de los ‘populares’, “el acto trasgrede las instrucciones del Tribunal Supremo, que en sentencia dictada en mayo de 2020 se pronunció sobre la imposibilidad de utilizar, incluso ocasionalmente, banderas no oficiales en edificios y espacios públicos”.

De esta manera, considera que “el Gobierno de Pinto estaría quebrantando, con el izado de una bandera no oficial en un espacio público y en un acto impulsado por el propio Ayuntamiento, la Constitución y el principio de objetividad y neutralidad de las administraciones públicas”.

Mientras, el regidor ha defendido que se está limitando a cumplir una “moción” de Pleno de un acuerdo de 2017, donde se proponía llevar a cabo izados de banderas con motivo de fechas simbólicas, entre ellas las del 14 de abril, conmemoración de la declaración de la Segunda República, un documento que aparece firmado por el PP.

“Una imagen vale más que mil palabras y este alcalde únicamente da cumplimiento a una moción de los populares, Ganemos Pinto y el PSOE, y aprobada por el Pleno en 2017″, ha explicado en redes.

“PROVOCACIÓN”, SEGÚN EL PP

Además, ha señalado que “el propio acto es una invitación a la división y a la provocación de carácter político”, por lo que ha considerado que se podría estar “ante la comisión de un delito de odio impulsado por el gobierno tripartito, actuando en nombre del Ayuntamiento”.

También ha cuestionado que se celebre un acto multitudinario ante la situación generada por la Covid, que podría suponer “un más que evidente ejemplo de delito contra la salud pública, transgrediendo las instrucciones que la Comunidad de Madrid ha dictado en relación a la concentración de personas en espacios públicos”.

El PP ha exigido al regidor que “renuncie, de una vez por todas, a mantener un acto que está provocando la lógica indignación de los pinteños, manifestada en las redes sociales y que, a la luz de los hechos, estaría vulnerando el ordenamiento jurídico y la doctrina del Tribunal Supremo”.