Quantcast
jueves, 6 mayo 2021 15:45

El alcalde feriante de Valdemoro que instaló las atracciones para niños sin comprobar su seguridad

Las instalación de la feria de las Fiestas del Cristo de la Salud 2019 fue una chapuza. Culpa de ello fue el entonces alcalde, Serafín Faraldos (PSOE), que decidió abrir el recinto ferial sin ningún tipo de autorización administrativa pertinente.

Por orden directa del alcalde socialista, el día 1 de mayo de 2019 se abrió el recinto en el que yacían atracciones que no habían obtenido el visto bueno en materia de seguridad y legalidad puesto que en esa fecha no habían sido autorizadas por el ayuntamiento. La utilización de unas atracciones que no han sido revisadas por la autoridad competente podría suponer una amenaza para la seguridad de los asistentes a la feria valdemoreña.

Faraldos llamó personalmente a los electricistas, a los técnicos de urbanismo y a la Policía Local ese primero de mayo para que montarán las atracciones sin ningún tipo de autorización.

Al día siguiente, el 2 de mayo, los técnicos de urbanismo acudieron a recoger la documentación de las atracciones ya montadas. Sí, ya instaladas sin existir abono de tasas, ni certificado de instalaciones y sin vigilar el correcto funcionamiento de las mismas.

La burocracia mal hecha

El día 3 de mayo, el edil por fin decide dirigirse a la Junta de Gobierno Local para la firma del Convenio y de la Concejala de Urbanismo para la autorización de uso del Recinto Ferial.

Este decreto autoriza ese montaje sin que supuestamente el expediente tuviera toda la documentación necesaria. Fuentes municipales aseguran que “el convenio carecía de providencia de inicio y de los trámites habituales necesarios para su firma en tiempo y forma”.

Asimismo, no existe un informe jurídico emitido por los servicio jurídicos del área de urbanismo del Ayuntamiento de Valdemoro. Urbanismo es el área encargado de autorizar los usos de los espacios públicos, como es el caso del recinto ferial que se erige sobre suelo público. Según fuentes de la Policía Local, ese certificado tiene que ser un requisito indispensable para su correcto funcionamiento.

Además, el decreto llega tarde, dos días después de su montaje y un día después de su puesta en marcha. Serfín Faraldos, en calidad de Alcalde Presidente, autorizó un espacio municipal, que con su conocimiento ya estaba siendo ocupado sin los permisos necesarios.

Las atracciones se instalaron sin liquidar las tasas

A parte de la instalación de las atracciones, la liquidación no está exenta de polémica. Según un informe al que ha tenido acceso este medio, el técnico municipal solicitó que se ejecutara la liquidación para los días 3,4,5 y 6 de Mayo. Sin embargo, el recinto ferial ya estaba montado y en funcionamiento el 2 de mayo. Es decir, los feriantes instalaron sus atracciones sin liquidar las tasas.

Sin embargo, ese mismo día 3 de Mayo del 2019, cuando los técnicos se lo pidieron, se presentó en el área económica el Señor Maricovich, vicepresidente de la Asociación de Feriantes de Fuenlabrada, para proceder a la correspondiente liquidación de tasas de ocupación de espacios públicos. Al ver las tasas, Maricovich declaró que no está de acuerdo con la liquidación que se le iba a aplicar y pidió al ex alcalde que solucionará “su problema”.

Faraldos acudió al área económica del consistorio y ordenó a dos trabajadores municipales, según declaración de la Tesorera Municipal, que modificaran una liquidación que se había emitido para uso de suelo municipal en base a la Ordenanza Municipal. A fecha de hoy, esta liquidación complementaria no ha sido abonada y se encuentra en periodo ejecutivo.

Se ha abierto una comisión de investigación

La polémica instalación de la feria provocó la apertura de una comisión de investigación. Con fecha 26 de Diciembre del 2019, el pleno del Ayuntamiento de Valdemoro aprobó la creación de la comisión para aclarar lo acontecido en torno a la firma del Convenio entre el Ayuntamiento de Valdemoro y la Asociación de Hosteleros de Valdemoro y la de Feriantes de Fuenlabrada.

La comisión de investigación fue constituida el 23 de Enero del 2020 y en ella están representantes de cada grupo municipal del Ayuntamiento de Valdemoro a excepción del PSOE, formación política a la que pertenece Faraldos.

Durante este tiempo se han celebrado varias sesiones en las que se ha citado a comparecer a los siguientes empleados municipales como los Jefes de la Policía Local, el Jefe de Servicio, el Jefe de Urbanismo, dos técnicos de urbanismo, el Interventor General y la Tesorera General del Ayuntamiento de Valdemoro. El ex alcalde, Serafín Faraldos tendrá que comparecen en la próxima reunión de la Comisión.

La Comisión ha pedido al Pleno Municipal, que toda la documentación “sea remitidas a la Fiscalía correspondiente, por si fueran objeto de posibles irregularidades”. La Fiscalía decidirá.