Quantcast
lunes, 12 abril 2021 20:45

Se levanta el telón para más de 200 mayores de residencias inmunizados ante el coronavirus

Los mayores en residencias fueron los primeros madrileños en recibir la vacuna. Madrid ha levantado el telón para recibir a los mayores inmunizados en el Teatro EDP Gran Vía en el que han disfrutado de la cultura de la mano del espectáculo de Santi Rodríguez.

Actualmente, los mayores que han recibido las dos dosis de la vacuna ya pueden salir a la calle con total libertad después de casi un año sin poder salir de sus centros residenciales por la pandemia. “Echábamos de menos la calle”, nos cuenta una de las asistentes este evento tan especial que llevaban meses esperando.

Es por ello que casi 200 mayores y 50 cuidadores de 36 residencias de los grupos Los Nogales, Sanitas, Eulen, DomusVi, Orpea, Amavir y Asispa han disfrutado de su primera salida de las residencias, tras la reciente puesta en marcha del nuevo protocolo que flexibiliza las salidas de los inmunizados.

Así ha sido el espectáculo

Los mayores, que ya han alcanzado la inmunidad, han asistido a la función especial a cargo del humorista Santi Rodríguez. El artista ha deleitado sobre las tablas de un espectáculo de monólogos que ha encantado a los mayores.

Las carcajadas, la diversión y el buen rato no han faltado en el Teatro EDP Gran Vía. Los madrileños que más han sufrido las duras consecuencias de la pandemia han podido abstraerse de la realidad gracias al espectáculo de Santi Rodríguez.

Asimismo, Javier Flórez, director de Ventas B2B de EDP España recalca que este espectáculo con un público de excepción ha servido para “celebrar el segundo aniversario de nuestro teatro de una manera especial. No se nos ocurría mejor forma de llevar a cabo esta celebración que ofreciéndoles la oportunidad de disfrutar de la cultura a aquellos que más han sufrido durante la pandemia”.

La energía de las personas se transforma en energía eléctrica

El Teatro EDP Gran Vía es el primero que transforma la energía de las personas en energía eléctrica para sufragar causas solidarias a favor de nuestros mayores.

Los sonidos producidos por las emociones de las personas mayores que han asistido a la función tales como aplausos, vítores o risas han sido captados por un medidor que recoge las vibraciones en decibelios y los ha convertidos en kWh para donarlos a la asociación Adopta Un Abuelo.

Dicha donación se destinará a 60 becas para niños y adolescentes de colegios públicos que participarán en el programa de acompañamiento de 20 personas mayores de residencias, a través de cartas, charlas y videollamadas.