Quantcast
martes, 20 abril 2021 11:18
spot_img

El sector del taxi lucha contra la liberalización de las tarifas

El sector del taxi continúa la lucha por sus derechos y los de los clientes. La nueva ordenanza municipal de la Comunidad de Madrid pretende implantar la llamada tarifa 9, que pretende eliminar la intervención regulatoria de la administración así como la liberalización de las tarifas.

El sector del taxi ha trasladado a este medio su rechazo ante esta nueva ordenanza. “La tarifas reguladas por las Administraciones son la esencial del taxi”, nos explica un profesional del sector.

Asimismo, fuentes de los taxistas nos confirman que la regulación del taxi beneficia a los clientes que pueden contar con un precio definido y económico puesto que son un servicio público para la ciudadanía.

En el caso de que las administraciones decidan no regular las tarifas de los taxis, el precio de las carreras quedarán a expensas de la arbitrariedad de la Ley de Mercado Abierto con precios descontrolados y oscilatorios que poco casan con la voluntad de servicio público de los taxis madrileños. No olvidemos, que el taxi satisface el derecho fundamental de la movilidad de los ciudadanos que debe estar garantizado por las instituciones.

La liberalización de las tarifas beneficia a las aplicaciones disruptivas en el sector del taxi

La medida de la discordia, la tarifa 9, podría suponer una puerta de entrada para las aplicaciones disruptivas dentro del sector del taxi como son Uber o Cabify. En realidad, la liberalización de las tarifas beneficia a las aplicaciones que pretenden acaparar el mercado de la movilidad en las ciudades con precios sin control. Esto provocaría la sustitución de un monopolio público regulado por un oligopolio privado desregulado.

Fuentes del sector nos explican que con “la tarifa 9 nos quieren dejar de lado a los taxistas” gracias a lanzar el precio de su actividad al mercado libre provocando así que dependa de otros factores, algo que ya ocurre en los VTC.

Este “descontrol de precios”, similar a los de la VTC, vuelve a paragonar a ambos sectores. “El taxi no tiene que competir con otro sector que no sea el taxi”, nos recalcan fuentes de los taxistas.

Asimismo, fuentes del sector del taxi nos recalcan que lucharán por que se cumpla lo estipulado en el conocido como ‘Decreto Ábalos’ que establece que en 2022 los VTC hagan trayectos solo interurbanos. Ya que esta moratoria que tienen los VTC para seguir “haciendo de taxis” en la ciudad de Madrid podría ser modificada por Ángel Garrido, Consejero de Transportes, que pretende modificar la ordenanza urbana lo que supondrá un nuevo desencuentro con los taxistas.

El sector del taxi seguirá luchando porque la movilidad en vehículo privado por la ciudad de Madrid siga en manos de las Administraciones Públicas y no en manos de las app tecnológicas privadas que funcionan con algoritmo.

El Plan de modernización del taxi

El Ayuntamiento de Madrid, con el objetivo de modernizar el taxi, ha puesto en marcha un anteproyecto con las demandas más representativas del sector. Esta nueva normativa readaptada contiene nuevas directrices para las profesionales así como una puesta por el taxi ECO, entre otras.

Además, la nueva ordenanza incluye una licencia por puntos, es decir, los taxistas que sean sancionados con comportamientos punibles hacia los clientes perderán su licencias de actividad. Algo así como el carnet por puntos. Pero esta medida plantea un problema y es que se sanciona al propietario de la licencia en vez de al infractor que podría tratarse de un empleado.