Quantcast
martes, 20 abril 2021 8:33
spot_img

Las cigüeñas blancas de Alcalá de Henares se alimentarán en comederos artificiales

Los comederos artificiales para alimentar a las cigüeñas blancas están siendo un éxito. Esta singular especie protegida vuelve cada primavera a la ciudad del corredor del Henares.

Este proyecto de bioconservación se pondrá en marcha las próximas semanas y supondrá la preservación de la población así como una mejora de la calidad de su alimentación de cigüeña blanca en Alcalá de Henares.

El concejal de Medio Ambiente de Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha confirmado en la reunión mantenida con la Mancomunidad del Este los avances de los trabajos del proyecto de comederos artificiales para alimentación de la colonia de cigüeña blanca en el antiguo vertedero de residuos sólidos urbanos de la ciudad.

Objetivo: preservar la especie en niveles sostenibles

Este proyecto tiene el fin de preservar la cigüeña blanca en niveles sostenibles desde el punto de vista de equilibrio de la especie, tras el sellado definitivo del antiguo vertedero.

Para tal cometido, la Universidad Complutense de Madrid y Grefa (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su hábitat), entidad declarada de utilidad pública en el ámbito de su aplicación, junto a la Mancomunidad del Este están realizando un proyecto de investigación con tal fin.

Se trata de un proyecto pionero a nivel nacional y contempla un punto de alimentación suplementario en el que los animales podrán alimentarse de manera similar a como lo hacían en el vertedero.

Esta importante iniciativa, que se pondrá en marcha las próximas semanas, presenta numerosas ventajas pues, además de preservar la población de cigüeña blanca del municipio, mejorará la calidad de la alimentación de las aves ya que se suministrará comida adecuada para esta especie evitando plásticos, gomas y otras sustancias que son nocivas. Además, permitirá controlar la cantidad de alimento aportado.

Así se alimentará a las cigüeñas blancas

Los comederos artificiales se situarán en el recinto del antiguo vertedero. Allí, se colocarán dos prototipos de comederos adaptados a las necesidades de estos singulares animales, evitando así que se alimenten otras especies.

La comida de las cigüeñas serán, principalmente, restos carnívoros. La comida se ira adaptando en base a los protocolos elaborados. Se hará un seguimiento y se comprobarán los aportes diarios de alimentación en los comederos artificiales para atender a la población alcalaína de cigüeñas, considerando el periodo postreproductor y la presencia de invernantes.

Es importante destacar que también se contempla el marcaje de ejemplares con emisores GPS-data Logger, y realización de un seguimiento que permitirá conocer el uso espacial del territorio de los ejemplares marcados y el uso y frecuencia que hacen del comedero artificial.