Quantcast
martes, 7 diciembre 2021 3:54
spot_img
spot_img

Los gritos antisemitas de la marcha de Juventud Patriótica serán investigados por la Fiscalía

El pasado fin de semana tuvo lugar en Madrid una marcha para homenajear a los caídos de la División Azul en la que se profirieron gritos antisemitas. La manifestación fue convocada por la Juventud Patriota de Madrid.

El encuentro fue organizado para conmemorar el 78º aniversario de la batalla de Krasny Bor, que libró la Alemania nazi junto a la División Azul española. Este enfrentamiento fue el más sangriento en el que intervino los 5.900 Voluntarios españoles de la Wehrmacht, más conocida como la División Azul.

Una mujer, vestida con lo colores falangistas, se dirigió a los asistentes a la marcha con estas palabras:

Es nuestra suprema obligación luchar por España, luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. […] El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello.

Además de las proclamas antisemitas se profirieron vítores a favor del fascismo. «El fascismo es alegría», gritó otro de los asistentes a la polémica marcha.

Una polémica marcha

La marcha homenaje contaba con autorización para su celebración. La marcha transcurrió sin incidentes, según indicó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

La manifestación comenzó a las 17.00 horas en la estación de Metro de Ascao y ha finalizó a las 18.00 horas con un acto homenaje a los caídos en las inmediaciones del Cementerio de la Almudena.

La concentración, en la que abundaba la simbología nazi, se convoca todos los años. Y no exenta de polémica, son muchas las asociaciones vecinales que piden su cancelación ya que consideran que su consecución encara un riesgo de que se generen altercados en la zona por «el carácter xenófobo, racista, machista y homófobo» de sus organizadores.

La Fiscalía abre una investigación

La Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias para investigar los hechos acaecidos durante la marcha convocada por la Juventud Patriota de Madrid para determinar si se profirieron gritos antisemitas.

El Ministerio Público entiende que los hechos pudieran ser constitutivos de un delito relativo al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas. En el decreto de incoación de diligencias, se designa a una fiscal para instruir la causa y la sección de Ciberodio de la Fiscalía Provincial de Madrid anuncia que se practicarán las pruebas «conducentes a determinar, esclarecer y concretar los presuntos hechos delictivos». 

Así, se requiere que la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid aporte toda la información sobre el acto así como la autorización de dicha manifestación».

José Manuel Franco, representante del Gobierno de España en Madrid, ha expresado su máxima condena a las declaraciones «intolerables y totalmente condenables realizadas en esta concentración que serán objeto, sin duda, de la correspondiente investigación ya abierta y como digo, solicitada a instancias de esta Delegación del Gobierno». 

Además, la Fiscalía ha pedido a la Brigada Provincial de Información dé cuenta sobre los lemas, pancartas, reseñas de consignas, banderas exhibidas, incidencias, asistencia de grupos violentos, altercados habidos durante el acto.

Ayer mismo, el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, solicitó a la Fiscalía la apertura de una investigación para aclarar si se produjo este supuesto ataque contra la comunidad judía al considerarlo constitutivo de un posible delito de odio.

Hoy el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que es necesario que la Fiscalía investigue si hubo proclamas antisemitas en la manifestación por los caídos de la División Azul.

spot_img
spot_img