Quantcast
sábado, 27 febrero 2021 2:32

Ecologistas denuncia el vertido de tierras en terrenos del Ministerio de Defensa

Entidades vecinales y grupos ecologistas han denunciado el vertido masivo de tierras procedentes, aparentemente, de desarrollos urbanísticos indeterminados en terrenos del Ministerio de Defensa en la base de Los Retamares, en Pozuelo de Alarcón.

Según explican en un comunicado, los vertidos están modificando el paisaje de estos terrenos, incluyendo enterramiento de residuos con amianto y neumáticos, entre otros. La actividad de estos vertidos se remonta a meses atrás, cuando motivaron denuncias ante el Seprona de la Guardia Civil, “sin que hayan surtido efecto hasta ahora”.

Los vertidos se vienen realizando en un amplio espacio que va desde la Ciudad de la Imagen, en Pozuelo de Alarcón, y llegan hasta el mismo término de Alcorcón. Son terrenos del Ministerio de Defensa.

Ecologistas en Acción entiende que, “si bien desaparece el vergonzoso escenario de miles de montículos bajo estos vertidos de tierras, procedentes de vertidos de volquetes de camiones, también quedan enterrados residuos de todo tipo que van desde tejados de uralita a neumáticos”.

La entidad verde asegura que el proceso carece de todo tipo de formalismos y requisitos ambientales; y se ha procedido a sepultar gran cantidad de vegetación, desde retamas a encinas y otras especies vegetales propias de la zona. La maquinaria pesada actúa a la vista desde hace días en la carretera que comunica Venta la Rubia y el Complejo Deportivo Militar San Jorge con la Nacional V, frente al Museo del Aire, apuntan.

Esta mañana el concejal presidente de la madrileña Junta de distrito de Latina, Alberto Serrano, ha recorrido la zona a petición de miembros de Ecologistas en Acción “constatando la actividad, cuanto menos irregular, de estos vertidos, actividad que se sucede desde hace meses”.

Estos terrenos de Los Retamares están dentro del proyecto Corredor Ecológico del Suroeste que consta con la aprobación de los plenos de los municipios de Madrid, Alcorcón, Villaviciosa de Odón y Boadilla del Monte. La organización ecologista considera que “no es de recibo que un espacio de alto valor ambiental sea objeto del abandono y maltrato que se denuncia”.