Quantcast
lunes, 8 marzo 2021 4:36

Alcorcón destinara el arbolado caído por la nevada a generar energía

El Ayuntamiento de Alcorcón ha realizado, hasta la fecha, 2.903 actuaciones en el arbolado de las que calculan que, una vez acaben, saldrán 50.000 metros cúbicos de residuos procedentes de la tala y la poda de los ejemplares dañados tras la borrasca Filomena, que serán destinados al compostaje y a generar energía.

“La carga de nieve sobre la copa del arbolado urbano ha causado graves daños en la estructura del mismo”, ha explicado el concejal de Parques, Jardines y Protección Animal, Raúl Toledano, quien ha señalado que “ha habido un número de derribos importantes y fractura de ramas de gran tamaño sobre todo de las especies de hoja perenne”.

En este sentido ha destacado la gran cantidad de ramas y árboles caídos que se encontraban cortando vías públicas, sobre vehículos, infraestructuras y redes, y que han ido retirando de forma progresiva.

TRABAJO

Desde la Concejalía se han incentivado estos trabajos de poda y tala del arbolado dañado por la nevada, “con el fin de eliminar lo antes posible los principales riesgos y restos de arbolado de las calles y parques de la localidad”, ha explicado, añadiendo que aun así continúan con los trabajos.

Las incidencias se han producido especialmente en los géneros pinos, cedros, aligustres, mimosas y magnolios, pero también –en un porcentaje inferior– especies de hoja caduca como prunos, arces, olmos y plátanos.

“La caída de ramas y árboles completos ha causado daños en bienes materiales, pero lo más urgente es eliminar aquellas situaciones que aún pueden causar daños especialmente a las personas”, ha indicado, subrayando que ha habido dedicación completa “se han establecido turnos de mañana y tarde, de lunes a domingo para abordar estos trabajos con la mayor rapidez posible”.

Toledano ha recordado que, “en una primera valoración de la situación del arbolado por rotura de ramas y vuelco de arbolado, se estima que hay un 30 por ciento del arbolado público afectado en distintos grados” y que, en muchos casos, presenta un “nivel de riesgo extremo” para los ciudadanos. “En total, según la última valoración tenemos más de 10.000 árboles con daños severos”, destaca.