Quantcast
viernes, 14 mayo 2021 22:09
spot_img

El archivo histórico de Arroyomolinos ‘a salvo’ durante más de 500 años

La historia de Arroyomolinos será eterno. El Ayuntamiento del municipio conservará los Fondos Históricos del Archivo Municipal en un novedoso formato: el Piql Film.

Esto permitirá conservar todo este histórico material intacto durante más de 500 años para que los vecinos puedan acceder sin problema a estos archivos. Los más antiguos datan del siglo XVI.

La importancia de conservar la historia de Arroyomolinos

El Archivo Municipal de Arroyomolinos será el primero de toda la Comunidad de Madrid en preservar y conservar sus fondos en este novedoso formato. Este será un proyecto pionero que espera ser imitado.

En esta primera fase, se han incluido 74 documentos que han generado casi cuatro mil imágenes. La mayoría de estos fueron digitalizados y restaurados con la ayuda de una subvención de la Comunidad de Madrid en el año 2010.

Los más valiosos son cuatro libros que llevan guardados en el Archivo de Arroyomolinos desde el año 1545. Según el ayuntamiento, el objetivo del proyecto es “conservar la historia del municipio y poder darla a conocer a los vecinos”.

‘Piql Film’, el revolucionario formato elegido por el municipio

El Piql Film es un novedoso formato de almacenamiento que permite conservar datos durante 500 años. Este consiste en una película analógica similar a los antiguos carretes de fotografía.

La gran ventaja que tiene frente al almacenamiento en internet o en dispositivos de USB es que, al ser físico, este nunca va a depender de las actualizaciones que pueda sufrir la tecnología a lo largo del siguiente medio siglo.

El mejor ejemplo son todos esos datos que durante años hemos guardado en CDs o DVDs, formatos ahora prácticamente caducos. Si guardamos los archivos de esta manera, corremos el riesgo de que en un futuro, debido a que se dejen de usar, perdamos lo almacenado.

“Los formatos actuales no dan las suficientes garantías de perdurabilidad y hace necesario cambiarlos de soporte cada 4 o 5 años, para no perder los fondos digitalizados”, ha explicado Ana Millán (PP), alcaldesa de Arroyomolinos.

La memoria de los arroyomolinenses nunca se perderá

El pasado mes de abril el Ayuntamiento de Arroyomolinos presentaba una curiosa iniciativa. Este animaba a todos sus vecinos a formar parte del fondo fotográfico del Archivo Municipal.

Para participar, los arroyomolinenses debían mandar fotografías desde las ventanas de casa, de la calle, de sus vecinos… a un mail. El objetivo era enriquecer el banco de imágenes municipal.

Como esta iniciativa coincidía con los meses más duros del confinamiento, las imágenes de los vecinos permitirían inmortalizar ese histórico momento para transmitirle a generaciones futuras cómo los arroyomolinenses afrontaron esta situación.

Estas fotografías pasaron a formar parte del Archivo Municipal. Ahora, gracias a este novedoso método de conservación, se podrán disfrutar durante mucho tiempo, haciendo de todos estos momentos algo casi eterno.