Quantcast
lunes, 8 marzo 2021 4:34

El CSIF respalda a los profesores de infantil de Navacerrada: “en la concertada estarían en la calle”

La Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) se ha pronunciado sobre el caso de los docentes de infantil del CEIP Príncipe de Asturias del municipio de Navacerrada que, según fuentes de los padres, no están dando clases, ni presenciales, ni telemáticas, a los alumnos más pequeños del centro.

Desde marzo del año anterior, los alumnos de infantil de este centro han estado casi ocho meses en sus casas sin recibir clases. Los docentes del centro ni siquiera se dignaron a ofrecer actividades educativas alternativas ni asistencia telemática.

Primero fue el confinamiento por la crisis del coronavirus, después las cuarentenas esporádicas, tras esto llegaron las fiestas de Navidad que se empalmaron con la nevada y ahora otro caso de coronavirus ha puesto en cuarentena por diez días otra de las clases (y ni siquiera era un alumno quien contrajo el virus, sino un padre). A todo esto, hay que añadirle también las muchas bajas que se han cogido algunos profesores de infantil. Un chollo, pues su sueldo no se ha visto mermado.

El sindicato defiende que los alumnos de infantil no reciban clases

Con las primeras informaciones sobre este asunto publicadas por este medio, el sindicato se ha puesto en contacto con Qué! Madrid para aclarar algunas cuestiones. Pero en resumen, han respaldado que el cuerpo docente de infantil “no tiene porque dar clase”, aunque han aclarado que este modus operandi las llevaría al paro si tuvieran que trabajar en un centro educativo concertado.

Fuentes del sindicato han defendido que los docentes no den clase de forma telemática ya que “es muy difícil que los alumnos de tres y cuatro años mantengan la atención”. Sin embargo, los niños de esas edades de otros colegios si pueden mantener la atención. Tal y como ha podido comprobar este medio, otros profesores que trabajan en colegios privados o concertados sí que tienen la obligación tanto de dar clase como de ofrecer una alternativa telemática a los niños que no puedan acudir al centro.

Además, desde el sindicato han apoyado que los profesores de infantil den asistencia educativa pero que no den clase a pesar de estar percibiendo su sueldo. “Si fueran profesores de la concertada estarían en la calle” nos alegan los responsables del sindicato.

Pero la realidad en el CEIP Príncipe de Asturias de Navacerrada es bien distinta, pues los niños se han quedado sin ningún tipo de clase durante ocho meses a pesar de que los docentes sí que han recibido su sueldo íntegro, con las bajas incluidas. No hay que olvidar que la información se refiere a los docentes del área de infantil, no de primaria.

La brecha digital: una realidad en el CEIP Príncipe de Asturias

El CEIP Príncipe de Asturias es un claro ejemplo de la brecha digital que está teniendo lugar en la educación madrileña.

Como ya nos confirmó la directiva del centro, y ahora fuentes del CSIF, el colegio de Navacerrada está teniendo problemas de conexión a Internet para ofrecer la única alternativa de enseñanza en tiempos pandémicos: clases telemáticas.

Es más, fuentes del sindicato defienden que los profesores se enfrentan al desafío de la enseñanza a distancia con “tecnología del siglo XX”. ¿Dónde está la Consejería de Educación para digitalizar los centros educativos públicos?

El sindicato también respalda que los profesores no tienen porque contar con conexión a Internet en sus domicilios para dar clase, ni incluso tienen la obligación de tener teléfono móvil. ¿Os imagináis decirle a vuestro jefe que no teletrabajáis porque no tenéis Internet? ¿Os imagináis que como empleados no se os dieran los recursos para ejercer vuestro trabajo?