Quantcast
viernes, 27 mayo 2022 23:07
spot_img

Los mejores calçots y sí, ¡en Madrid!

Los mejores caçots y sí, ¡en Madrid!

Es temporada de calçots y sus más fieles seguidores lo saben, así que si eres un amante de la buena comida, no te puedes perder estos 5 restaurantes en Madrid. ¡Prometemos no decepcionarte!


Para los que no lo saben, pero son unos aventureros en acción, los calçots, son unas cebollas de forma alargada que se hacen a la parrilla y tienen su origen en Tarragona. Es uno de los platos más típicos y apreciados de la gastronomía catalana y suelen comerse en la estación de invierno.

Antiguamente, era más común comerlos en las zonas más occidentales y de interior, donde familias, jóvenes y amigos se reunían en barbacoas para disfrutar el delicioso festín, pero hoy en día los puedes encontrar en cualquier restaurante y algunos están incluso especializados en el plato.


Pero los calçots tienen un secreto y este es su famosa salsa romesco, la cual, está hecha a base de tomates, ajos, pan, pimientos rojos secos, almendras o avellanas, aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta. ¡Esta salsa sin duda es lo que les da el toque especial!


Y ahora que ya sabes qué son los famosos calçots y seguro te ha entrado curiosidad y, sobre todo, mucha hambre, vamos a decirte cuáles son los mejores lugares de la capital donde puedes degustarlos.

Calsot Restaurante

Los mejores caçots y sí, ¡en Madrid!

Calsot Restaurante es un lugar especializado en la propia materia, no hay más que ver su nombre. Su éxito reside en que puedes encontrar las codiciadas cebollas incluso después de finalizar la temporada.


Su menú está diseñado para dos personas, 24€ cada una, y está formado por tostada de pan con tomate, los mejores embutidos catalanes, una ración de 12 calçots por plato y, finalmente, un combinado de carnes a la brasa.


Se encuentra situado en la Avenida de la Paloma, 36, Hoyo de Manzanares. Sus dueños explican que es todo un ritual gastronómico que incluye babero, amigos y, sobre todo, mucha desconexión. Así que ya sabes, ¡a ensuciarte las manos!

spot_img