Quantcast
jueves, 28 enero 2021 11:40

Boadilla recomienda un especial cuidado en las comunidades de vecinos

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha compartido en sus redes sociales una serie de indicaciones para que vecinos y comunidades de propietarios, actúen de la forma más correcta tras esta nevada.

Para los profesionales de Fincas, el paso de la borrasca Filomena por el municipio ha puesto en situación de riesgo a muchos vecinos, y ahora con las heladas se acrecientan por la posibilidad de caídas y roturas en las zonas comunes de las urbanizaciones.

Para estos estos profesionales, no es probable que se produzcan derrumbes de tejados, ya que según normativa, han de soportar sin dificultad nevadas de 80 centímetros de altura en terrazas, cornisas o voladizos.

Si se recomienda eliminar la nieve en equipos de aire acondicionado, jardineras, toldos desplegados, antenas parabólicas o barandillas, que pueden no estar bien anclados o los materiales no soportar el peso de la nieve.

Las cubiertas tienen los canalones como punto débil, pero siempre se ha de avisar a los bomberos para actuar en aquellos que puedan tener riesgo de rotura, evitando no subir ni caminar por los tejados en la situación actual de nieve y hielo.

En los Jardines y zonas exteriores, la acumulación de nieve en las ramas ha provocado que muchas se hayan caído, pero aún se pueden producir nuevos desprendimientos, por lo que se ruega que se tenga un especial cuidado y evitar el paso por debajo de los árboles.

En las urbanizaciones hay que evitar salir a la calle salvo que sea imprescindible, y no utilizar el ascensor ante posibles cortes del suministro eléctrico.

Llevar siempre los móviles con batería suficiente para permitir la comunicación en todo momento ante posibles percances.

Los profesionales aconsejan tener algún recipiente con agua de reserva por si se producen cortes de suministro.

Es recomendable conservar la temperatura interior de las viviendas mediante la bajada de persianas u otros elementos aislantes durante la noche.

Facilitar caminos de acceso a los edificios y tener especial cuidado con las rampas.

Las salidas y accesos a garajes que se encuentren en rampa se deben limpiar, sobre todo en la zona de rodadura de los vehículos, si bien se recomienda evitar en lo posible su utilización.