Quantcast
viernes, 26 febrero 2021 2:30

La concejal de Podemos, colocada a dedo, se quiere gastar más de 100.000 euros en furgonetas

La Empresa Municipal de Servicios del Ayuntamiento de Rivas tendrá nuevos vehículos para trasladar a sus políticos. Las nuevos transportes se tratan de 6 furgonetas que les costarán a los ripenses 112.300 euros, una cifra que asciende a 135.765 si sumamos impuestos.

El contrato de licitación aún no ha encontrado al proveedor que recibirá más de 100.000 euros gracias al Ayuntamiento de la localidad madrileña. Un presupuesto generoso para invertir en plena pandemia que equivaldría a casi 8.000 dosis de la vacuna.

Furgonetas contaminantes para actividades de Medio Ambiente

Las furgonetas servirán para favorecer las actividades sobre Medio Ambiente en Rivas. El motor será de gasolina de una potencia mínima de 110 CV, si, una empresa dedicada al medio ambiente que no usa vehículos eléctricos. Fuentes municipales nos informan que no quieren vehículos eléctricos ya que aumentarían los costes del contrato y porque tienen poca autonomía.

Los vehículos que pide el Ayuntamiento de Rivas son 6 furgonetas de 5 plazas con cambio manual. Las furgonetas deberán ir equipadas, entre otras cosas, con volante regulable, tratamientos contra la corrosión, protección del chasis y evalunas eléctrico.

Además, tendrán que tener dos pilotos rotativos LED de emergencias, GPS, aire acondicionado y frenos de disco. Los vehículos ofertados deben cumplir todas las características presentes en el contrato o que “mejoren las previstas en el siguiente pliego”.

Las furgonetas deberán cumplir una garantía de 2 años. Cualquier gasto de reparación, sustitución de piezas defectuosas así como del transporte hasta el taller correrá a cuenta del adjudicatario. En ningún caso, el Ayuntamiento de Rivas pagará gastos durante el periodo de garantía, no vaya a ser que el consistorio se quede sin dinero para pagar los “sueldazos” de los políticos que allí trabajan.

Vehículos para el chiringuito

La entidad que pagará y hará uso de las furgonetas, si es que encuentran adjudicatario, es un autentico chiringuito. Se trata de la Empresa Municipal de Servicios S.A. (Rivamadrid) que se dedica a prestar servicios medioambientales a la ciudad.

El objetivo de Rivamadrid es “construir un entorno limpio, bonito y saludable que mejore la calidad de vida de las personas que residen, trabajan o nos visitan, a través de un servicio público de referencia”.

Entre los valores de la empresa municipal está ser “embajadores del medio ambiente” pero con vehículos contaminantes. Otro valor de la empresa es “Pasión por lo público”, sin duda, pasión por el dinero público.

Como ya destapó Moncloa.com, Rivamadrid ha servido a los políticos ripenses para colocar a Vanessa Millán Buitrago como vicepresidenta de la empresa municipal. La concejala de Podemos carece de formación académica y experiencia laboral en en materia medioambiental. Sin apenas preparación, la política de la formación morada cobrará la impresionante cifra de 59.349,93 euros brutos al año. Un sueldazo dado a dedazo en un chiringuito.