Quantcast
sábado, 6 marzo 2021 23:57

El Pleno aprueba construir un albergue para gente sin hogar y un comedor social

El Pleno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado una moción del Partido Popular para construir y acondicionar un albergue para gente sin hogar, así como habilitar un comedor social, para afrontar la “tragedia social” que propiciará en los próximos meses la pandemia del coronavirus.

Las medidas se enmarcan en la propuesta del PP de Leganés para cuantificar e incluir en el presupuesto municipal de 2021 un “programa de ayuda social” para personas que pernoctan en la calle.

Así, la moción ‘popular’ –que prosperó con los votos a favor de PP, Unión por Leganés (UELG), Cs, Vox y Unidas Podemos, y la abstención del PSOE y Más Madrid-Leganemos en el Gobierno– propone también crear un “equipo de emergencia social de calle” que coordine todas las acciones y ayudas que se prestan desde asociaciones y colectivos ciudadanos.

Por último, el portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, defendió en la sesión plenaria la necesidad de implantar un programa de alquiler social de vivienda, para lo que –según alegó– podrían adquirirse viviendas y reconvertir los locales vacíos de la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) en “viviendas de emergencia social”.

“La realidad es que hay gente durmiendo en la calle, esa es la realidad social, sin que Servicios Sociales dé una solución”, ha sentenciado el ‘popular’.

PROGRAMAS DEL AYUNTAMIENTO

La abstención de los dos partidos de Gobierno (PSOE y Más Madrid-Leganemos) respondió –según la concejala de Servicios Sociales, Eva Martínez– a que el Ayuntamiento está adoptando medidas como la implantación del “ambicioso” programa ‘Housing First’ para la integración en todos los ámbitos de gente sin hogar.

Además, la edil ha responsabilizado a la Comunidad de Madrid de no tramitar “rentas mínimas de inserción”, lo que deriva, a su juicio, en la “expulsión de la población más vulnerable a cuotas de pobreza”.

Mientras, la portavoz del PSOE, Laura Oliva, ha asegurado que el Ayuntamiento está tomando medidas ante un problema que definió como “complejo” y de “difícil solución”.