Quantcast
viernes, 26 febrero 2021 14:41

Madrid y las dos Castillas cerrarán sus fronteras el próximo viernes

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto a los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Castilla La Mancha, Emiliano García Page, han anunciado que las tres autonomías sufrirán restricciones de movilidad desde el próximo viernes, 30 de octubre, a las 14 horas, con el fin de evitar desplazamientos que favorezcan la propagación del COVID-19.

En el encuentro, que se ha celebrado en Ávila y que ha durado casi dos horas, los responsables autonómicos han estado acompañados de sus consejeros de Sanidad, que serán los encargados de coordinar los operativos en las próximas semanas.

Como ha avanzado el presidente castellanomanchego, Emiliano García Page, las restricciones se alargarán hasta el 9 de noviembre, día en el que finaliza la primera parte del estado de alarma, “aunque esa restricción esperemos que llegue a los 14 días si se aprueba la prórroga del estado de alarma en el Congreso”.

Los tres mandatarios han avanzado que las medidas específicas de cada comunidad se conocerán mañana, cuando firmen los respectivos decretos que los equipos de Sanidad tendrán que preparar de formar urgente para poder imponer las restricciones de entrada y salida el próximo viernes.

Sin embargo, algunas de las medidas ya se han dado a conocer hoy y que van en la línea de las aplicadas ya en la Comunidad de Madrid: Castilla y León limitará las reuniones a 6 personas y mantendrá el aforo de las iglesias en el 50%, además de recomendar el autoconfinamiento y evitar los desplazamientos que no sean esenciales.

Muchos no podrán acercarse a los cementerios

Como ha explicado la presidenta madrileña en este puente suele haber 6 millones de desplazamientos, siendo 1 millón de madrileños los que se trasladan a segundas residencias o lugares de nacimiento para honrar a sus familiares fallecidos.

En esta ocasión, miles de familias no podrán acercarse a las tumbas de sus seres más queridos, una situación que Page ha calificado de dolorosísima pero necesaria para poder “llegar a celebrar las Navidades como el mes de diciembre que todos queremos que sea. Noviembre es un mes diferente y por eso estamos a tiempo de arreglarlo”.

Asimismo, Ayuso ha recordado que esta pandemia no ha permitido celebrar ni las Fallas, Semana Santa, el 2 de mayo, San Isidro o La Paloma. “No estaría bien ahora, con la situación actual, celebrar la festividad de Todos los Santos”.

Poder perimetrar por días, la fórmula que propone Ayuso

Durante su intervención la regidora autonómica ha avanzado que esta misma tarde iba a enviar una carta al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, para que desde el organismo estatal se ayude a cumplir las medidas impuestas por las tres autonomías, para lo que necesitan un mayor refuerzo policial que permita controlar las fronteras.

Además, ha citado el real decreto del estado de alarma y el artículo de los confinamientos perimetrales en el que se exponen que estos deben ser de 7 días en 7 días, una característica que la presidenta cree innecesaria.

“Ahora vienen varios puentes y fiestas en fin de semana. Voy a pedir al presidente del Gobierno que podamos realizar las restricciones de movilidad también por días, ya que cerrar 7 días por una fiesta no sabemos si funcionará correctamente”, ha matizado Ayuso.

En este sentido, los otros dos presidentes no se han pronunciado, pero sí han recomendado a sus ciudadanos que eviten desplazarse más que para lo estrictamente necesario, evitando de esta forma subir de nuevo los contagios en las comunidades.

“El virus no entiende de fronteras”

Lo que sí han destacado los tres dirigentes es la buena sintonía que ha habido en esta reunión, como en los dos anteriores encuentros que han mantenido. “Hemos trabajado de manera coordinada con un objetivo muy claro. El virus no entiende de fronteras, ni de colores políticos, ni de ideologías. Queremos apostar por proteger la salud de todas las personas”, ha expresado Fernández Mañueco.

En esta línea también se han manifestado Page, que ha dicho “que aquí no se arrojan banderas entre unos y otros” y Díaz Ayuso, que ha agradecido la colaboración y estrecho contacto que tiene con los dos presidentes.

A partir de ahora, los consejeros de las tres autonomías serán los encargados de seguir, junto a sus equipos, realizando las distintas tareas de supervisión y coordinación para que las medidas conjuntas tomadas en el día de hoy se lleven a cabo con la mayor efectividad posible.